DADA ROOM: Emprender es arriesgarse

Un servicio en línea, que enlaza a personas que buscan una solución amigable para encontrar “roomies”.
Pamela Olvera, DADA ROOM.
Pamela Olvera, DADA ROOM.

Ciudad de México

En las grandes ciudades, compartir departamento se ha convertido en una solución para muchos jóvenes, quienes, de esta manera, pueden disminuir  gastos, vivir cerca de sus trabajos y ahorrar. DADA ROOM es un servicio en línea, que enlaza a personas que buscan una solución amigable para encontrar “roomies”.Pamela Olvera, al lado de Óscar Castillo, Juan Francisco Ávalos y Antoine Alexandre Pérouza, fundaron esta empresa en 2012.

Cuenta Pamela, que la idea surgió cuando los cuatro regresaron a la Ciudad de México, después de haber estudiado en el extranjero, y enfrentaron el problema de no encontrar en dónde vivir.

“Los cuatro teníamos el gusanito de emprender, poseíamos perfiles diferentes, pero complementarios “. La pregunta obligada en ese momento para Pamela fue: “¿Por qué no hacer algo entre nosotros, ser nuestros propios jefes?”.

Al inicio, DADA ROOM recibió un importante impulso de la aceleradora Wayra y en tres meses abrió una primera versión de la plataforma. Dos años después,  en 2014, fueron apoyados por un programa del Gobierno chileno que busca atraer a emprendedores de clase mundial (Start-up Chile), DADA ROOM se instaló en aquel país sudamericano y, poco a poco, se ha expandido, con éxito a Colombia y Perú y, más lentamente a Brasil y Argentina.

Pamela asegura que mucho del éxito de DADA ROOM, se  debe a que, cuando iniciaron el proyecto, empezaban a surgir diversos fondos de apoyo, incubadoras, el INADEM y ellos lo aprovecharon. “Somos pioneros, nos subimos en la primera ola”, asegura con humor.

Este año, DADA ROOM fue seleccionada entre las 18 startups mexicanas  que asistirán a París Francia, al encuentro de innovación más grande de Europa: Futur en Siene  que se llevará a cabo del 8 al 10 de junio.  

Pamela Olvera, asegura que, para tener éxito en un emprendimiento, hay que  tener confianza en los instintos y claridad en los objetivos. Compartir con todo el mundo las ideas y experiencias, sin temor a que te las roben, esto es “rebotar las ideas para enriquecerlas”, así como formar un equipo cuyas habilidades se complementen.  Muy importante, nunca “tirar la toalla, ni tener miedo… porque emprender es arriesgarse”.

REPL