Emprendedores reinventan el 'aventón'

Tripda y ahora BlaBlaCar se dedican a contactar a dos extraños vía internet para viajar hacia el mismo destino, compartiendo gastos.
Tripda y BlaBlaCar han puesto de moda dar y pedir aventones.
Tripda y BlaBlaCar han puesto de moda dar y pedir aventones. (Aventones.com.mx)

Ciudad de México

Emprendedores de todo el mundo reinventaron el clásico ‘aventón’ generando una comunidad internacional de automovilistas dispuestos a compartir su coche con completos desconocidos, en México el movimiento se está poniendo 'in' y ya tiene miles de usuarios.

El carpooling como se llama en inglés al uso del automóvil compartido es una práctica que comenzó en Europa en los primeros años del siglo XXI y surgió como respuesta a los problemas de tránsito, mala calidad del transporte público, elevados precios de la gasolina y contaminación que enfrentan las grandes ciudades.

El carpooling consiste básicamente en contactar a dos extraños -un pasajero y un conductor- vía internet, para viajar hacia el mismo destino, compartiendo gastos.

En México la primera startup en apostar por esta práctica fue “Aventones” que en 2010 promovía que personas de una misma organización (empresa, universidad o instancia de gobierno) compartieran sus autos. En 2013 esta misma empresa lanzó “Rides”, una plataforma para que cualquier persona comparta el auto para viajar de una ciudad a otra o dentro de la misma y hoy la compañía francesa BlaBlaCar, la mayor red social de viajes en coche compartido, anunció su llegada a México tras la compra de “Rides”.

A finales de 2014 “Tripda” se unió al mercado mexicano del carpooling y a la fecha ya suma más de cinco mil miembros. De acuerdo con Oscar Rosado, fundador de Tripda, la ruta estrella de la plataforma es Toluca-Distrito Federal y viceversa, “pero también están creciendo los aventones que van del Estado de México hacia la zona centro del Distrito Federal como Polanco”.

¿Cómo funciona?

Unirte a Tripda y a BlaBlaCar es sencillo, sólo necesitas una cuenta de Facebook, identificación oficial y licencia de conducir vigente en caso de que seas conductor, si sólo eres pasajero no es necesario.

Para usar el servicio lo primero que debes hacer es inscribirte en la web oficial de cualquiera de estas dos plataformas y si quieres también puedes descargar sus aplicaciones móviles a través de Google Play Store y App Store.

Una vez que completes tu registro las plataformas crearán tu perfil y validarán tu información por razones de seguridad.

Ahora sí estás listo para dar y pedir aventón.

¿Eres conductor?

Lo primero que debes hacer es publicar tu viaje especificando horario, punto de salida y llegada, así como el costo del aventón (recuerda que se trata de compartir gastos) y algunos detalles como tiempo de tolerancia (si quieres), escalas (en caso de haberlas) si aceptas o no mascotas e incluso puedes especificar si el pasajero puede fumar durante el trayecto.

Después sólo deberás esperar a que alguien te pida aventón, revisar su perfil y decidir si quieres viajar con ellos. Al final podrás evaluar a tu pasajero, así ayudas a otros conductores a identificar compañeros de viaje que cumplan con las reglas. 

¿Eres pasajero?

Como pasajero lo único que debes hacer es buscar en las plataformas el viaje que desees hacer, dar click en los perfiles de los conductores que ofrecen la ruta que buscaste y pedirle aventón al que más te convenga, ya sea por horario, por precio o porque te latió.

El carpooling está basado en la confianza, por lo que antes de elegir a tu conductor asegúrate de que podrás cumplir con sus especificaciones, es decir que llegarás a la hora convenida y que pagarás lo acordado, así como respetar sus reglas en cuestión de cigarros, mascotas, equipaje, etc.

Cada que realices un viaje lo ideal es que califiques a tu compañero de viaje, pues así estarás ayudando a otros usuarios a reconocer a los conductores más confiables.

¿Qué onda con la seguridad?

Es importante que tengas claro que tanto Tripda como BlaBlaCar son plataformas que facilitan el encuentro entre conductores y pasajeros, más no son proveedores de servicios de transporte terrestre, por lo que cada miembro de estas comunidades es responsable de su propio comportamiento y al registrarse se comprometen a cumplir con normas de buena conducta como respetar las leyes de circulación y no consumir alcohol o cualquier otra sustancia ilegal durante el trayecto.

Se recomienda que los usuarios no proporcionen ninguna información personal, aparte de la ya incluida en su perfil, a otros usuarios a través de la plataforma o en el exterior y en ningún caso proporcionar información financiera a otros usuarios.

Otra recomendación es que todos los usuarios fijen lugares públicos y con afluencia de personas como puntos de encuentro, además de informar a un tercero (familiar o amigo) sobre el viaje.   

Sólo para ellas. En el caso de las mujeres, ambas plataformas ofrecen a sus usuarias la opción de organizar viajes únicamente con miembros femeninos.