Problemas familiares dan al traste a empresas

De acuerdo con el Inegi, la esperanza de vida de los negocios no es de más de 5 años y entre 2010 y 2014, solo 11 negocios de cada 100 logra sobrevivir más de 20 años en el entorno económico.
"Contamos con 225 personas, de los cuales 180 están en operación y el resto en administración".
De acuerdo con KPMG, alrededor de 70 de los negocios familiares no llega a los 3 años de vida. (Manuel Guadarrama)

Ciudad de México

Más de la mitad de los negocios familiares que se vuelven problemáticos para la familia o el negocio, tienen origen en la dinámica de sus integrantes.

Fainsilber Asesores es un empresa dedicada a brindar apoyo profesional, con el fin de facilitar que familias emprendedoras logren vivir en armonía, apoyando a cada individuo a desarrollar su máximo potencial, para que puedan desarrollar legados sólidos, duraderos y competitivos que firmemente transitan de generación en generación.

De acuerdo con un estudio de KPMG, en México alrededor de 70 de los negocios familiares no llega a los 3 años de vida, lo que supone un problema cuando las Pymes son las que proporcionan la mayor parte del Producto Interno Bruto (PIB) del país, con 52 por ciento del total.

Ricardo Fainsilber, director de la empresa, indicó en entrevista que su principal enfoque son las cuestiones interpersonales y dinámicas familiares en la empresa, por lo que su trabajo está orientado al factor humano, buscando que las familias tengan una mejor calidad de vida y eficiencia empresarial.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la esperanza de vida de los negocios no es de más de 5 años y entre 2010 y 2014, solo 11 negocios de cada 100 logró sobrevivir más de 20 años en el entorno económico.

El directivo agregó que donde realmente se corre el mayor riesgo se corre durante la transición de un negocio a la segunda generación, ya que el 80 por ciento de las empresas no sobrevive.

Por lo anterior, parte de la asesoría consiste en implementar una estrategia que permita la organización en las funciones de cada uno de los miembros de la familia.

“Hace falta una institucionalización por parte de los negocios familiares, sólo el 3 por ciento de estos negocios trasciende hasta la tercera generación”, es por ello que es necesario estructura estas empresas para delimitar bien los roles que llevará a cabo cada integrante.