Oddlywood, la marca que empezó con una historia de amor 'monstruosa'

Oddlywood es una empresa creada por un italiano y una mexicana que se enamoraron y unieron sus talentos para crear personajes que parecen mostruos pero en relidad son seres muy amistosos.

Ciudad de México

A primera instancia parecen personajes oscuros, sacados de alguna historia monstruosa o de terror, pero son lo contrario: son amistosos y ven fascinación en aquellas cosas que a muchos les molesta. Eso es Oddlywood.

Oddlywood es una marca mexicana que tienen en personajes como Marcia, Victor (Vixi), Van Py (un vampiro),  Oddopus (un pulpo), y los gatos Corot, Monet y Manet, como su sello.


La empresa fue creada por Matteo (italiano) y Tania (mexicana), dos jóvenes que se conocieron cuando estudiaban en Canadá. Lugar donde nació su historia como pareja y la idea de su proyecto.

Ambos comentan que sus personajes son como el Día de Muertos en México, donde se celebra la muerte pero en realidad se “celebra la vida y las cosas buenas”.

Ella estudió diseño gráfico y él filosofía. En su encuentro en Canadá, él le habló sobre una serie de historias que estaba escribiendo, ella las leyó y le encantaron. Tiempo después ambos tuvieron que regresar a sus países, por lo que todo indicaba que ahí acabaría todo.

La distancia no fue impedimento para seguir en contacto, el amor y el trabajo estaban de por medio. El 2011 fue un año que marcó sus vidas: Matteo decidió dejar su país y venir a México a probar suerte. Misma que le pagó con sus dos proyectos de vida: la relación con Tania y el nacimiento de Oddlywood.

Lo primero que realizaron fue un libro. Matteo juntó a sus personajes y Tania les dio vida, con lo que nació una novela gráfica para niños, jóvenes y adultos que se vende en tres idiomas (español, italiano e inglés).


“A veces lo que es diferente, extraño, lo vemos como algo lejano y nos da miedo. Nuestros personajes premisamente por eso son diferentes pero con el propósito de crear curiosidad y ver que hay cosas que, aunque sean diferentes, no son malas, sino todo lo contrario: nuestros personajes ven algo bueno en lo que la mayoría ven algo malo”, dijeron a Milenio Matteo y Tania, fundadores de Oddlywood.

Tras el libro, comenzaron a sacar una serie de accesorios como llaveros, cojines, libretas, calcomanías, entre otros. Las redes sociales, sus amigos y su página de internet son mayor difusión.

Sus productos también los venden en una tienda en Italia, aunque aseguran que quieren enfocarse en el mercado mexicano, al cual quieren entrar principalmente por medio del licenciamiento - contrato a través del cual el titular de una marca cede los derechos de sus uso por un tiempo determinado, obteniendo un pago por medio de regalías- de su marca.


En un futuro quieren crear más personajes para que se unan a la familia Oddlywood.


CPR