¿Qué pueden hacer las empresas para retener a los millennials?

Las empresas enfrentan un promedio de rotación mensual de 18 por ciento, sumado a que 2 de cada 3 millennials está dispuesto a renunciar en los próximos 6 meses.
Esta generación planea pausas laborales para viajar y estudiar, entre otros.
Esta generación planea pausas laborales para viajar y estudiar, entre otros. (Mónica González/Archivo)

Ciudad de México

Dos de cada tres personas de la generación millennial están dispuestas a renunciar a su trabajo en los próximos 6 meses, según una encuesta de Deloitte. Esto es un gran problema para las empresas, ya que existen más de 30 millones de millennials que representan la fuerza laboral activa más grande del país.

¿Qué pueden hacer las empresas para atraer y mantener el talento de esta generación, en un país donde el promedio de rotación mensual es de 18 por ciento, de acuerdo a datos de la consultoría Stoopen & Human?

TE RECOMENDAMOS: ¿Por qué los millennials no duran en un empleo?

Para Omar Giordano, director del área de servicio de Lockton -consultora privada de seguros que ofrece a las empresas servicios integrales de administración de riesgos- , la flexibilidad laboral es una de las principales características que esta generación busca en un empleo, sin embargo, “sólo entre el 18 y 23 por ciento de las empresas buscan dar beneficios flexibles a sus empleados”.

“Las empresas están yendo hacia a una tendencia de buscar flexibilidad, esto es algo que buscan los millennials. Buscan flexibilidad en prestaciones, en horarios, en no tener reglas tan rígidas”, dijo a MILENIO Giordano.

La tendencia para poder retener y atraer el talento millennial es darles herramientas flexibles. Dentro de esas opciones, las compañías están adoptando nuevas formas de trabajo como el coworking, horarios más ligeros o el home office.

Mucho va del lado de los beneficios, facilitarles (a los millennials) herramientas tecnológicas que les permita modificar los beneficios de tal forma que les resulten atractivos. Un beneficio que está pensado en una generalidad no se les hace atractivo, ellos necesitan sus propios beneficios”.

Giordano indicó que la tendencia es que cada vez más empresas están preocupadas, ya que se han dado cuenta que de no romper estos esquemas rígidos difícilmente van a poder avanzan y mantener en su organización a los millennials.

Enfocarse en la persona y adaptarse al estilo de vida y a las fases de vida que llevan los millnnials es necesario, ya que la generación que viene después de los millennials, la Z, todavía busca más flexibilidad y más apertura a nuevas reglas, ideas y a nuevas formas de trabajar.

“Las empresas deben enfocarse a la persona, deben poner herramientas a la mano de ellas para que cada una decida qué es lo que quiera tener como beneficios. Ya no es algo que la empresa les da en un paquete cuadrado, sino que cada persona ajuste su prestación a lo que ellos mismos decidan. De esta forma garantizas que su palabra y decisión es tomada en cuenta a cambio de su talento”.

Para el especialista, las empresas todavía tienen miedos para adaptarse. Muchas creen que es un tema de dinero, “porque piensan que es muy caro adaptar este tipo de prestaciones para su personal, pero la realidad es que no lo es. Es simplemente ver con qué cuentas hoy y volverlo más atractivo”.

Sin embargo, adaptarse es mejor que la rotación, ya que se estima que la pérdida promedio para una empresa por la renuncia voluntaria de un empleado es de 20 por ciento del salario anual de éste, según cálculos del Center for American Progress. 


CPR