Iluminarán mercado de Milpa Alta con desechos de nopal

La microempresa dedicada al desarrollo de proyectos para el manejo de los residuos sólidos, Suema, procesará toneladas de residuos de nopal para generar la energía eléctrica.
La planta de tratamiento podrá procesar hasta cinco toneladas de residuos al día.
La planta de tratamiento podrá procesar hasta cinco toneladas de residuos al día. (Seciti y página de youtube de la delegación Milpa Alta)

Ciudad de México

A partir de este año el mercado de Milpa Alta generará su propia electricidad con desechos de nopales y otras hortalizas, gracias a un proyecto de la microempresa dedicada al desarrollo de proyectos para el manejo de los residuos sólidos, Suema.

Hace dos años un grupo de jóvenes ingenieros y tecnólogos solicitó a la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (Seciti), financiamiento para instalar una planta de tratamiento integral de residuos orgánicos que fuera capaz de generar energía. En octubre de 2014 iniciaron los trabajos.

La planta que funciona a base de residuos orgánicos es capaz de generar 240 kilowatt hora por día, con lo que el mercado sería autosuficiente en electricidad, mientras que la delegación ahorraría alrededor de 70 mil pesos al mes por concepto de pago de energía eléctrica, explicó Jahir Mojica, director general de Suema.

Por otra parte, la instalación de la planta dentro del mercado evitará que se transporten cinco de las 10 toneladas de desechos que se generan al día hasta el Bordo Poniente –basurero donde actualmente se procesan estos residuos-, generando un ahorro de alrededor de 96 mil pesos mensuales; pues de acuerdo con la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal cada tonelada que entra al programa de manejo de residuos - desde la recolección hasta la disposición final- representa un gasto de 640 pesos.

En términos generales la planta procesará de tres a cinco toneladas de residuos diarios, de las cuales el 95 por ciento será desperdicio de nopal y mediante un proceso biológico, llamado digestión anaerobia, se capturará el biogás para generar energía eléctrica.

Para el director general de Suema, la naturaleza del proyecto permitió que fuera aplicable a la Ciudad de México “porque uno de los principales problemas es la falta de espacios físicos para la instalación de unidades de tratamiento y disposición de residuos”. La razón por la que se pensó en un mercado fue porque esta tecnología necesita que la separación de residuos se realice de manera adecuada y los mercados municipales son quienes mejor realizan esta tarea, de acuerdo con el programa de separación de basura del Distrito Federal.

Otra de las principales fortalezas de este proyecto es el factor social. Bernardino Rosas, Director de Desarrollo Científico y Tecnológico del Seciti, asegura que los locatarios de Milpa Alta recibieron bien el proyecto porque vieron un beneficio directo para ellos.

“Milpa Alta es una población mayormente rural y es uno de los principales productores agrícolas del Distrito Federal, por la producción de nopal y otras hortalizas. Su mercado tiene un excedente de residuos orgánicos que no se estaba aprovechando y ahora se usarán en beneficio de los propios locatarios”. Por su parte, Jahir Mojica asegura que desde un principio buscaron eliminar la resistencia hacia la planta. “Trabajamos muy duro para concientizarlos y para que participaran en la separación de los residuos. Queremos que sientan el proyecto como suyo”.

Se prevé que para finales de mayo de este año la comunidad esté involucrada por completo con el proyecto, para que a finales de julio pueda comenzar la instalación. La inauguración del espacio será en agosto y en abril de 2016 estará trabajando a su máxima capacidad, procesando cinco toneladas de basura diarias.

Para la ejecución del proyecto la Seciti aportó  10 millones 760 mil pesos. La delegación otorgó el sitio para la instalación de la planta y garantizó el mantenimiento para su operación. Suema se encarga de la investigación, socialización, implementación y operación del proyecto.

Si el  proyecto funciona con éxito en Milpa Alta, Suema replicará este modelo en otros puntos de la ciudad.  Por el momento ya se realizan mediciones en otros cuatro mercados: “Xochimilco anexo” en Xochimilco, mercado Argentina en Miguel Hidalgo, mercado Pro-Hogar en Azcapotzalco y el mercado de Santa Cruz Meyehualco de Iztapalapa.