Los retos de ser mamá y empresaria

Ser empresaria no es una tarea fácil para las madres de familia quienes enfrentan retos económicos, falta de experiencia, así como resistencias sociales y familiares.
La mayoría de las mujeres combina las labores domésticas con su trabajo.
La mayoría de las mujeres combina las labores domésticas con su trabajo. (Notimex )

Ciudad de México

Tener independencia económica y obtener más ingresos para sus familias son las principales razones por las que las madres de familia emprenden un negocio, sin embargo la alternancia entre el rol de mamá y empresaria dificulta que sus proyectos alcancen su máximo potencial, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), llamado “Las empresas y las empresarias”.

El instituto identificó que a pesar de que las mujeres empresarias trabajan más horas y generan un fuerte efecto de motivación sobre las personas que dependen de sus decisiones, existen varios factores que siguen limitando su actuación en el mundo empresarial.

El principal reto para las empresarias, plantea el estudio, es alejarse de la idea de que el negocio es solamente una entrada extra de dinero para el gasto familiar y que realmente lo conciban como un proyecto eficiente y exitoso, capaz de generar suficientes recursos para evolucionar y transformarse en una empresa rentable y con posibilidad de crecimiento.

Otra área de oportunidad que destaca el estudio es la inequidad de género, pues un gran porcentaje de las mujeres que fueron entrevistadas reconocieron haber “descuidado” a los hijos para atender el negocio y viceversa, asumiendo por completo que la responsabilidad del cuidado de la familia era de ellas.

“Esta alternancia de responsabilidades conlleva que se les acuse de descuido de la empresa familiar, convirtiéndola en subempleada de sus colaboradores hombres, pues en apariencia son ellos los que ‘siempre están a cargo de la empresa’, independientemente de si ella es la propietaria o socia”, explica el documento.

Tips para mamás-empresarias

El Instituto Nacional de las Mujeres recomienda que a pesar de la resistencia social y familiar, así como la carencia de recursos económicos o la falta de experiencia, las empresarias deben asumirse como tal y deben tener la certeza de que su empresa será un medio de ingresos y una opción de supervivencia económica.

Algunas de las recomendaciones que hace el Inmujeres a las mujeres empresarias son:

- Establecer desde el principio que los recursos económicos para cubrir las necesidades de la empresaria y su familia se obtendrán si la empresa tiene éxito en el mercado.

- Evitar que la administración de la empresa se base en los puntos de vista familiares, que generalmente no se relacionan con las necesidades del mercado ni con el desarrollo que requiere el negocio.

- Aprovechar los recursos provenientes de los programas de fomento empresarial del gobierno federal.

- Tener un concepto claro de calidad, organización y productividad, y aplicar controles que la conviertan en una proveedora confiable de empresas más grandes.

- Buscar apoyos y herramientas que permitan aportar un valor agregado al servicio o producto que ofrezca la empresa.