España flexibiliza residencia a emprendedores extranjeros

El gobierno español aprobará nuevas iniciativas que complementarán la actual Ley de apoyo a los Emprendedores y a la Internacionalización.
Se agilizará aún más la concesión de permisos de residencia a quienes hagan adquisiciones inmobiliarias por encima de 500 mil euros.
Se agilizará aún más la concesión de permisos de residencia a quienes hagan adquisiciones inmobiliarias por encima de 500 mil euros. (Reuters)

Madrid, España

El Gobierno español estudia medidas para facilitar más la residencia en el país de futuros inversionistas y para atraer a emprendedores y profesionales altamente cualificados, anunció la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría.

En una conferencia de prensa posterior al habitual Consejo de Ministros de los viernes, Sáenz de Santamaría explicó que el Gobierno aprobará nuevas iniciativas que complementarán la actual Ley de apoyo a los Emprendedores y a la Internacionalización.

Entre ellas figura la de aceptar el contrato de arras -contrato en el que se pacta la obligación de firmar un contrato de compraventa a futuro- en la compra de una vivienda por parte de un inversionista extranjero como justificante para obtener un visado temporal de seis meses y hacerlo efectivo.

Sáenz de Santamaría dijo que así se da "más seguridad a los inversionistas de vivienda" y explicó que gracias a la ley de Emprendedores se han concedido 3 mil 120 autorizaciones de residencia y visados en 2014 que han impulsado una inversión estimada de 694 millones de euros (736.15 millones de dólares).

Destacó la importancia de estas medidas de apoyo a inversionistas extranjeros, investigadores y empresarios cualificados que se han establecido en el país y que han redundado en la creación de empleo en España.

La Ley de Emprendedores se aprobó en septiembre de 2013 para promover la internacionalización de la economía española e incluía un nuevo régimen de visados y autorizaciones de residencia para extranjeros que invirtieran en proyectos empresariales y crearan puestos de trabajo o que tuvieran un impacto relevante desde el punto de vista socioeconómico o de la innovación.

En concreto, agiliza la concesión del permiso de residencia a aquellos extranjeros que lleven a cabo adquisiciones inmobiliarias por encima de 500 mil euros (unos 530 mil 700 dólares) o que compren deuda pública por encima de dos millones de euros (2.12 millones de dólares).

La vicepresidenta informó de que el Ministerio de Empleo ha presentado un informe de evaluación y ha estudiado nuevas recomendaciones que podrían aprobarse en el futuro para continuar con la internacionalización de la economía y la atracción de talento.

Se trabajará en agilizar los procedimientos burocráticos a los inversionistas con la posibilidad de que puedan solicitar de forma directa la autorización de residencia en caso de que se encuentre en España de forma regular, sin tener que salir al extranjero, añadió.

Asimismo dijo que se creará la figura del representante del inversionista y se apoyará a los emprendedores clarificando los valores de los proyectos empresariales que presentan o que renuevan y eliminando trámites que son superfluos.