¿Necesitas dinero para tu negocio? Busca inversionistas

Los fondos de capital invierten recursos en startups en las que ven un alto potencial de crecimiento y la tuya puede ser una de ellas.
Los fondos de capital son una alternativa de financiamiento para emprendedores.
Los fondos de capital son una alternativa de financiamiento para emprendedores. (Reuters)

Ciudad de México

El financiamiento es uno de los principales retos para el emprendimiento. Encontrar un equipo que crea en tu proyecto y se arriesgue a capitalizarlo suele ser la diferencia entre jugar un partido completo o quedarte en la banca.

El mercado ofrece distintas alternativas para capitalizar las ideas de los emprendedores y parte del juego es encontrar la ideal para tu proyecto. Una de esas alternativas son los fondos de capital.

Los fondos de capital son una ‘bolsa’ donde muchos inversionistas meten su dinero para comprar ‘cachitos’ de empresas con alto potencial, hacerlas crecer y una vez exitosas vender su participación con una ganancia importante, porque no vale lo mismo un ‘cachito’ de una mini empresa cuando va empezando que ese mismo ‘cachito’ cuando la empresa ya creció.

El periodo de inversión de los fondos en las empresas depende de su estrategia y está relacionado al tiempo que el negocio tardará en generar el retorno esperado por los inversionistas.

En promedio un fondo tiene una duración de 10 años, durante los primeros cinco o seis busca empresas donde invertir y hacerlas crecer, y en los últimos vende sus participaciones.

Tipos de inversión

Dependiendo del momento en el que se ubique tu proyecto puedes identificar perfectamente el tipo de inversión que necesitas.

Todos los emprendedores empiezan por las populares “3F” (Family, Friends & Fools), un término en inglés utilizado para describir la etapa en que tu papá, mamá, abuelita, vecinos, amigos, cuates y alguna otra persona de buen corazón deciden cooperar contigo y convertirse en tu primera fuente de financiamiento.

Después de esta etapa, cuando el negocio empieza a tomar forma, aparecen los ángeles inversionistas. Estos ‘ángeles’ son individuos (empresarios, ex emprendedores, profesionistas) que tienen patrimonio y que buscan oportunidades de inversión en nuevos negocios. La mayoría de los negocios que se encuentran en este punto es porque ya descubrieron lo que es una incubadora.

Luego siguen los fondos de capital semilla, integrados normalmente por varios ángeles inversionistas, que ya le agarraron el gusto a las startups, y que hacen aportaciones en un rango de 100 mil dólares a un millón de dólares. Invierten en proyectos en etapa temprana, pero en los que ya hay más que una idea y los emprendedores ya construyeron algo.

Los fondos de capital emprendedor, son aquellos con un rango de inversión de uno a 10 millones de dólares. Los recursos se invierten en compañías que ya tienen cierta validación del producto o servicio en el mercado. Quizá el emprendedor no haya alcanzado una rentabilidad positiva, pero tiene perfectamente ubicado y ya trabaja con el mercado de su producto.

Finalmente, los fondos de capital privado se caracterizan por hacer inversiones superiores a los 10 millones de dólares. Estos hacen inversiones en empresas que ya son rentables, aunque más que aportar dinero se caracterizan por comprar acciones de las empresas.

¿Quién busca a quién?

De acuerdo con Diego Serebrisky, director del fondo de capital Alta Ventures México y creador del blog Business+tech, la unión de talento con recursos económicos es una chamba que se hace por ambos lados.

“Los fondos tienen una red de contactos interesados en proyectos y por otro una red de emprendedores prometedores. Vamos a presentaciones de las aceleradoras, a exposiciones de proyectos, hacemos casos a recomendaciones, pero también los emprendedores tocan a nuestra puerta. Es como un mercado. Hay gente que quiere capital y hay gente que lo tiene, aquí el reto es encontrarse”.

De acuerdo a un análisis realizado por la firma KPMG en colaboración con AMEXCAP (Asociación Mexicana de Capital Privado), hasta 2012 en México operaban 71 administradores de fondos de los cuales 27 se especializan en capital privado y 15 en capital emprendedor.

Aunque cada fondo invierte en distintas áreas, los sectores favoritos de los fondos son tecnología, telecomunicaciones, comercio y servicios financieros. La especialización de un fondo es importante debido a que éstos no solo contribuyen con capital, sino que además comparten su experiencia y contactos con el emprendedor.

“Muchas veces los emprendedores son muy buenos en lo que hacen, pero no tienen la experiencia en buscar relaciones con otras empresas, ni en buscar financiamiento y esta es precisamente la fortalezas de los fondos”, aseguró Diego Serebrisky.