Falta de preparación frena inversiones

Sólo el uno por ciento de las empresas que buscan recursos económicos en los fondos de capital privado logran cerrar la transacción.
Presentación del estudio “Capital Privado como impulsor de las empresas mexicanas”.
Presentación del estudio “Capital Privado como impulsor de las empresas mexicanas”. (Miriam Castro)

Ciudad de México

El desconocimiento de los esquemas bajo los cuales operan los fondos de capital privado provoca que menos del uno por ciento de las empresas que buscan recursos en estos fondos puedan cerrar la transacción.

“El 99 por ciento de los proyectos que quedan fuera es por falta de preparación de los empresarios, porque desconocen estos mecanismos y no logran articular un proyecto atractivo para los fondos”, aseguró Oscar Silva, socio del área Global Strategy Group de KPMG en México.

Al presentar el estudio “Capital Privado como impulsor de las empresas mexicanas, 9 casos de éxito”, especialistas dijeron que una de las consecuencias de esta falta de conocimiento es la errónea percepción de que los fondos se apropian de las empresas en las que invierten, siendo que se trata de una asociación entre el inversionista y el emprendedor en la ambas partes asumen riesgos.

Reconocieron que aunque la industria del capital privado en México aún es muy pequeña, en comparación con el tamaño de la economía, ésta ha tenido un crecimiento de 29.78 por ciento anual durante el periodo de 2000 a 2013 y hay potencial para fondear entre 30 mil y 40 mil empresas en el país.

En el caso de los emprendedores, René Fernández, Socio Director y Co-fundador de NewGrowth Fund reconoció que los fondos de capital privado para este sector aún son escasos. De los 143 fondos que existen en el mercado sólo 50 se enfocan en nuevos emprendimientos y Pymes.

De acuerdo con el estudio realizado por la consultora KPMG y por la Amexcap los tres factores que beneficiarían el crecimiento del sector son:

1. Lograr que más empresarios se sientan cómodos con la idea de tener una estructura más organizada en su negocio.

2. Incremento de inversionistas que se sumen a más fondos de capital.

3. Fortalecer la educación financiera de los empresarios para que adopten los fondos de capital como una alternativa de crecimiento.