• Regístrate
Estás leyendo: Enfoque humanista, clave del éxito en proyectos de jóvenes
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 05:00 Hoy

Enfoque humanista, clave del éxito en proyectos de jóvenes

Los millennials emprendedores encabezan asociaciones civiles o startups con las que ayudan a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 establecidos por la ONU.
Publicidad
Publicidad

Cuando tenía 25 años, la veracruzana Alejandra Contreras Casso López fundó la asociación civil Somos+Decididos, con el objetivo de que el cuidado del medio ambiente fuera un principio en la vida social, pero pronto se dio cuenta de que el enfoque humanitario era una pieza clave. En su primer proyecto, que consistió en acopiar envases de Tetra Pak para forrar casas con muros de madera en zonas frías, recordó que los medios pidieron hablar con un pequeño colaborador.

“Érick era un niño de cinco años, el más chico del equipo, y nos ayudaba lavando los envases... Después de muchas preguntas le dijeron: ‘¿Tú sabes para qué se ocupan estas cajas de leche?’, a lo que respondió: ‘Para que más niños como yo no sientan frío’. La verdad, me quedé sorprendida y entendí que teníamos que tomar acciones consecuentes”.

Contreras notó que si la educación ambiental no se acompaña de un beneficio social, es difícil generar consciencia. “Si yo iba a la escuela de Érick y les pintaba un panorama desalentador por el medio ambiente y el cambio climático, no me iban a entender o los que me comprendieran no iban a ver por qué había que hacer algo”, resaltó la activista reconocida con el galardón Greenovators 2014 que da el Banco Interamericano de Desarrollo.

LOS ODS, UNA BRÚJULA

Contreras explicó que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030 han sido una brújula para implementar proyectos de sustentabilidad. “En este sentido nuestro trabajo lo alineamos con los ODS porque trabajamos en los procesos previos a la definición de la agenda 2030. Tanto de parte del Instituto Mexicano de la Juventud, como de la Organización Iberoamericana de la Juventud, estuvimos participando en foros previos a través de las Naciones Unidas”, recordó.

Su asociación normalmente se dedica a las acciones que implementan diariamente relacionadas con los objetivos 13 (lucha contra el cambio climático), 14 (vida submarina) y 15 (vida de ecosistemas terrestres). No obstante, el enfoque humanista hace que los proyectos contribuyan con más objetivos, por ejemplo, el de los envases de Tetra Pak contribuye con el 10 (reducción de las desigualdades), las pláticas que dan en escuelas ayudan con el 4 (educación de calidad), y otra iniciativa que recolecta tapas de envases PET que se donan para ayudar a niños con cáncer apoya con el objetivo 3 (salud y bienestar).

“Implementamos campañas de acopio de residuos con algún fin comunitario; por ejemplo, al día de hoy llevamos recolectadas más de 6 toneladas de tapitas de plástico en beneficio de la Asociación Mexicana para Niños con Cáncer, porque así se cuida el medio ambiente y al mismo tiempo se apoya a una causa social”, detalló.

También recolectan aceite de cocina usado para transformarlo en jabón biodegradable. “Entonces empezábamos a preguntar a la gente qué le hacía; la mayoría lo tiraba al drenaje o lo desechaba en la basura. Cuando preguntábamos ¿sabes que cada litro de aceite contamina mil litros de agua?, nos decían que no sabían tanto, pero sí sabían que era malo. Igual lo tiraban porque el centro de acopio en el palacio municipal está muy lejos y decían: ‘No voy a gastar 20 pesos de pasaje simplemente para desechar mi aceite, mis pilas o mis tapitas’. Entonces acercamos ese acopio a las escuelas y hasta la fecha hemos recabado 6 mil 500 litros de aceite usado para transformarlo en jabón que se distribuye de forma gratuita”.

OPORTUNIDAD DE NEGOCIO

Otros jóvenes, los fundadores de Batial y creadores de un robot con un sistema que permite limpiar cisternas sin desperdiciar agua, encontraron en la sustentabilidad una manera de hacer negocio y contribuir al ODS número 6, relativo al cuidado del agua.

Arístides García, uno de los tres creadores del robot, explicó en entrevista: “Somos tres compañeros que estudiamos ingeniería industrial y petrolera en la UNAM. En 2015 la sociedad de ex alumnos organizó un concurso de emprendimiento y nosotros buscamos de qué manera hacer un equipo que limpiara cisternas resolviendo un problema actual de ese proceso, porque con el método convencional se tienen que vaciar o meter a un buzo, pero toda el agua que sacan al aspirar se tira, no la filtran ni la procesan. Además, al hacer un vehículo submarino que también eliminamos el riesgo de un accidente laboral del personal que se mete a esos depósitos”.

El impacto que ha tenido su invento es muy positivo, ya que “actualmente estamos enfocados en limpiar las cisternas de hoteles y de corporativos, las cuales aproximadamente tienen un tamaño de 300 a 350 metros cúbicos. Con el robot y nuestro proceso para limpiar el agua ahorramos entre 60 mil y 70 mil litros de agua potable por cada operación”.

García acotó que uno de sus retos es bajar el costo de operación para hacer más accesible el servicio. “Somos un poco más caros, estamos entre 15 y 20 por ciento arriba de la competencia, pero le hacemos ver al cliente que vale la pena por toda la cantidad de agua que no desperdicia, porque además ya la pagó, y así contribuyen al cuidado del medio ambiente. Muchas compañías con las que trabajamos son consientes de eso y adoptan nuestro sistema porque quieren cumplir objetivos para obtener certificaciones como Leaf, además de que están comprometidas con los ODS. El primer cliente que nos dio la oportunidad de trabajar con ellos fue la cadena hotelera City Express, y ellos están muy contentos de que les ayudemos con ese ahorro de agua que tienen como meta”, concluyó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.