México debe crear un entorno propicio para emprendedores

El programa de formación de emprendedores a nivel global, Founder Institute, reconoció el amplio potencial que tiene México para emprender.

Ciudad de México

Ante los cambios que genera la ejecución de la reforma energética, México requiere de un entorno propicio para que los emprendedores lleven a cabo proyectos que den solución a los problemas y necesidades del sector, aseguró Adeo Ressi, fundador del programa de formación de emprendedores a nivel global, Founder Institute.

En entrevista, detalló que a escala mundial cerca del 10 por ciento de las empresas a las que apoyan en su desarrollo  están relacionadas principalmente a los temas de energía y de tecnología, mismas que tienen un alto potencial para crecer en el mercado.

“Existe una lista enorme de las formas en que se puede impulsar a los emprendedores; por ejemplo, el gobierno puede crear un fondo de inversión u otorgar incentivos para que más emprendedores se relacionen con el tema de energía”, refirió.

Aunque reconoció que la falta de políticas públicas y la burocracia son algunos de los principales retos que los emprendedores enfrentan para iniciarse en el mundo de los negocios, si se hiciera un balance de los 10 países donde es más difícil emprender, México se ubicaría en la cuarta o quinta posición.

“Pero hay que reconocer que está mejorando y existe un entorno más fácil para que las compañías inviertan, pues incluso los grandes corporativos están mirando hacia los emprendedores mexicanos. México está cambiando para bien, por lo que no me sorprendería que en los siguientes meses el país se moviera del cuarto o quinto lugar al sexto o séptimo”, dijo.

El Founder Institute se basa en un programa de formación de emprendedores que ha logrado el desarrollo de mil 550 empresas en alrededor de 100 ciudades en todo el mundo, de las cuales el 87.5 por ciento siguen operando.

Con cerca de 2 años de operación en México, este organismo prepara a su tercera generación de emprendedores, donde han participado cientos de personas, muchas de ellas dejando su empleo para convertirse en empresarios; un periodo en el que se ha logrado la creación de entre 30 a 40 nuevas empresas a través de generar un ecosistema propicio para cada uno de los proyectos.

“México nos gusta porque es uno de los países en desarrollo en América Latina, donde existe una gran infraestructura, gente talentosa, un sistema educativo de buena calidad; además, lo atractivo de este país es que tiene una enorme oportunidad de acceder a otros mercados de la región”, consideró.

A través de un programa con duración de cuatro meses creado por el Founder Institute, los emprendedores encuentran asesoría,  además de que cerca del 70 por ciento de las empresas mexicanas que se crean reciben fondos de inversión; mientras que a nivel mundial el promedio es de 50 por ciento.

Sin embargo, cerca del 65 por cierto de las propuestas que se presentan ante este instituto no son aceptadas.

“En el mundo real entre el 70 y 90 por ciento de los emprendedores fracasan, por lo que si están graduados por el Founder Institute solo el 14 por ciento no logra sobrevivir, lo que quiere decir que a través de nuestro programa tenemos mayor éxito, pues es mejor que los emprendedores fracasen durante el programa que en la vida real”, afirmó.