Seis de cada 10 jóvenes en Latinoamérica son informales

Los países latinoamericanos con las tasas más altas de empleo juvenil informal son Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú y Paraguay.
Seis de cada diez jóvenes trabajan de manera informal en América Latina.
Seis de cada diez jóvenes trabajan de manera informal en América Latina. (Notimex)

Chile

Seis de cada diez jóvenes trabajan actualmente de manera informal en América Latina y el Caribe, alertó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su informe "Formalizando la informalidad juvenil".

El reporte detalla que la informalidad juvenil afecta a 27 millones de trabajadores de entre 15 y 24 años.

La directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, aseguró que esta tendencia constituye una "preocupación mayor que el desempleo juvenil" en Latinoamérica "porque afecta directamente a la calidad y a las condiciones del trabajo".

"El desempleo no es tan dramático como en otras regiones (...) pero (aquí) encubre el problema de la informalidad, que genera efectos perversos a corto y largo plazo para el trabajador, que no tiene seguridad social, plan de pensiones ni acceso a microcréditos", entre otros beneficios, indicó Tinoco.

Los países latinoamericanos con las tasas más altas de empleo juvenil informal son Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú y Paraguay, cuyas cifras se sitúan entre el 70 y el 80 % de los jóvenes que trabajan.

En el lado contrario figuran Costa Rica y Uruguay, donde la informalidad del empleo juvenil se sitúa en el 30 y el 33 %, respectivamente.

El informe también destaca que el 91.8 % de los trabajadores domésticos de entre 15 y 24 años se encuentran en condiciones de informalidad, mientras que el 86.4 % de los jóvenes que trabajan de manera independiente también ejerce su profesión de manera informal.

El estudio señala además que el sector de las microempresas de entre uno y diez trabajadores presenta una tasa de informalidad juvenil del 72.1 %, pero esta cifra cae al 22.6 % cuando la empresa supera la decena de empleados.

El documento de la OIT recomienda incentivos fiscales y subsidios, dirigidos especialmente a las pequeñas y medianas empresas (pymes), para fomentar la regularización de los empleos juveniles.

Tinoco destacó el caso de Chile, donde existe un subsidio para el trabajador y para la pequeña empresa en materia de seguridad social, por un plazo determinado, para jóvenes entre 18 y 24 años, y también valoró el programa "Creciendo juntos" de México, que contempla un incentivo para la primera vivienda del trabajador.

La responsable de la OIT para Latinoamérica afirmó que es urgente activar este tipo de medidas dentro del "contexto" de rápida "desaceleración" que vive la región, al recordar que Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó recientemente sus previsiones de crecimiento para Latinoamérica del 2.2 al 0.9 % para 2015.