Cinco cosas en las que debes pensar antes de emprender

Tener una idea "innovadora" no es lo único que se necesita para empezar una empresa, por lo que antes de hacerlo debes pensar en muchos otros factores que podrían llevarte al éxito o al fracaso.
México ocupa el segundo lugar en emprendimiento a nivel mundial, según el Reporte Global de Emprendedores Amway 2014.
México ocupa el segundo lugar en emprendimiento a nivel mundial, según el Reporte Global de Emprendedores Amway 2014. (Reuters)

Ciudad de México

De acuerdo con el Reporte Global de Emprendedores Amway 2014 (AGER, por sus siglas en inglés), México ocupa el segundo lugar en emprendimiento a nivel mundial, únicamente después de China.

La encuesta mostró que los jóvenes menores de 35 años son quienes muestran una actitud más positiva frente al emprendimiento por tres razones principales: independencia, autorealización y la posibilidad de ejecutar sus propias ideas.

Sin embargo los jóvenes que ya se encuentran en el camino del emprendimiento aseguran que es un trayecto en el que se debe estar dispuesto a soportar frustración, desvelos y mucha presión.

Y es que tener una idea "innovadora" no es lo único que se necesita para empezar una empresa. En realidad, entran en juego muchos otros factores que deben contemplarse antes de poner un pie en este sendero.

Para Freddy Domínguez y Enrique Horcasitas, Managing Directors y Co-Founders de ComparaGuru.com, plataforma de comparación de servicios financieros en línea, las cinco cosas que se deben meditar antes de emprender un proyecto son:

1. "Montar tu propia empresa, ser tu propio jefe, no implica menos trabajo, de hecho es mucho más". Se requiere alinear expectativas con los socios, con los accionistas, con el equipo; desarrollar planes de acción para guiar a la compañía en la dirección que se visualiza, asegura Domínguez.

2. "Ten muy claro tu modelo de negocio, tan claro que debes de poder explicarlo fácilmente, aunque esto no significa que no pueda cambiar en el futuro". Es necesario tener en claro de qué manera se van a llevar a cabo las operaciones en la empresa y saber verbalizarlo, tanto a proveedores y socios comerciales, como al público en general. Enrique Horcasitas reconoce que conforme evoluciona el producto o servicio, se pueden hacer transformaciones en el modelo de negocio, para adaptarse a las necesidades del mercado.

3. "Asegúrate de que tu socio y equipo de trabajo fundadores compartan valores tanto laborales como personales". Domínguez asegura que la incompatibilidad de visiones y procedimientos entre los colaboradores pueden convertirse en un cuello de botella para su desarrollo. "Este tipo de detallitos son fundamentales", enfatiza.

4. "Desarrolla métricas claras para poder medir el éxito". Saber en qué punto te encuentras y saber cómo demostrarlo a inversionistas, socios, proveedores, el equipo y, por supuesto, a ti mismo, es básico, dice Horcasitas, pues de otra manera, "¿cómo saber si tus planes de acción están dando los frutos que esperas? ¿si estás manejando tus recursos correctamente?"

5. "Presta atención al timing. Timing is a bitch". Finalmente el director de ComparaGuru.com apunta que es indispensable ser cuidadoso con el tiempo en el que se llega al mercado. ""Hay industrias a las que puedes llegar muy tarde y, entonces, más vale que traigas tecnología innovadora, una estrategia inteligente, y un bolsillo muy profundo. Ahora, tampoco es recomendable llegar temprano, como pasó con Airbnb. El mercado no estaba listo para ellos, gastaron toda su inversión, y tuvieron que dedicarse a comercializar cereales par mantenerse a flote. Hoy en día son una de las startups más importantes a nivel mundial, pero tuvieron que esperar a que el mercado los alcanzase. Analiza el mercado para asegurarte de entrar en el momento preciso."