Tengo un negocio, ¿ahora cómo aumento mis ingresos?

¿Pasaron los años y tu negocio no crece lo que desearías o por el contrario el crecimiento te está rebasando y no sabes qué hacer?, este es el momento de buscar una aceleradora de negocios.
Una aceleradora te da las herramientas para mantenerte en el negocio.
Una aceleradora te da las herramientas para mantenerte en el negocio. (Reuters)

Ciudad de México

Mala administración, deficiente planeación financiera y falta de capacitación de personal son algunos de los problemas que podrían llevarte a la quiebra, pero que una aceleradora de negocios puede ayudarte a solucionar.

Rafael Castillo, director de la incubadora de alto impacto y la aceleradora de negocios del Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe, explica que las aceleradoras asesoran a las empresas para fortalecer su negocio a partir de una visión estrategia a futuro.

A diferencia de una incubadora, que acompaña al emprendedor durante el inicio del proyecto, una aceleradora le da las herramientas para mantenerse en el negocio. “A través de servicios de consultoría muy especializados, las aceleradoras ayudan a los empresarios a identificar los problemas de organización, operación y de estrategia que pueda tener el negocio”.

¿En qué momento buscar una aceleradora?

Castillo asegura que sin importar cuánto tiempo lleve una empresa en operación, existen dos momentos ideales para acercarse a una aceleradora; cuando la empresa detiene su crecimiento a pesar del trabajo y esfuerzo de los socios o bien cuando el negocio está creciendo tan rápido que no sabe cómo manejar el crecimiento y por lo tanto carece de orden.

“Las aceleradoras  tenemos una visión externa y no estamos viciados con la operación de las empresas, por lo que a partir de un diagnóstico podemos plantear opciones”, explica Rafael Castillo.

En el diagnóstico se analizan detalles como los niveles de ventas, número de empleados, constitución de la empresa, número de socios y el plan de negocios. A partir de la evaluación se revisan las distintas áreas de la empresa para determinar en dónde está el problema y hacer un plan en conjunto con los empresarios para determinar los alcances y metas del proceso.

El tiempo promedio del proceso de aceleración es de entre ocho y 10 meses.

Finalmente el director de la incubadora de alto impacto y la aceleradora de negocios del Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe, dijo que los problemas más recurrentes de los pequeños empresarios son la mala administración, falta de planeación financiera, falta de capacitación de personal y que caen en su zona de confort.