¿Qué quieres, un quico o un labial?

A la mujer le gusta que la consientas con un chocolate, dice José Ramón,  fundador de QUE BO! una empresa mexicana que a pesar de la crisis crece a doble dígito.

Ciudad de Méxcio

El 98 por ciento de los clientes que más chocolates compra todo el año en QUE BO! son mujeres, pero en esta época del año llegan algunos hombres más. El 13 y 14 de febrero son los únicos días en que aproximadamente el 13 por ciento de los clientes son hombres, platica el empresario mexicano José Ramón Castillo.    

Los chocolates que hace José Ramón, se diferencian del resto por su forma de lápiz labial, “antes de elegir esta forma nos preguntamos qué es lo más femenino que estiliza a una mujer y llegamos a la conclusión de que no hay nada más femenino que un labial”, dice. 

El 14 de febrero, el 10 de Mayo y los días previos a la Navidad son las fechas cundo más se vende, “el chocolate es el único producto que a nivel mundial se produce aunque exista una crisis”, asegura.

En esta tienda se producen siete mil 500 bombones cada tres días, y todos se venden. Para homenajear al amor este 14 de febrero, José Ramón pensó en la colección “Dame un quico”, chocolates en forma de labios dando un beso

QUE BO! nació hace cinco años. A pesar de la crisis  económica de 2009, la contingencia por la influenza ese año y el impuesto de ocho por ciento a los chocolates en 2014, ha  crecido a doble dígito.      

Tal vez, el momento más apremiante para esta empresa fue el año pasado cuando entró en vigor el impuesto de ocho por ciento a los productos de alto contenido calórico ya que después de tres años José Ramón tuvo que aumentar el precio de sus productos. A pesar del incremento, la demanda sigue, nuestra pieza cuesta 22 pesos, platica.

Los chocolates de José Ramón son artesanales y para hacerlos compra el cacao a los productores de Chontalpa en Tabasco y del Soconusco en Chiapas. Con ellos, agrega, el precio por kilogramo puede ser de 28 pesos; pero si voy a la Central de Abasto puede costar hasta 180 pesos. México tiene de los mejores cacaos del mundo, asegura.

Actualmente hay tres tiendas QUE BO! en la Ciudad de México, pero el plan de negocios consiste en abrir de dos a tres tiendas a partir de este año. 

Estamos pensando que este año vamos a rentar un local en el sur, es el más caro. Nunca pensamos en pagar 50 mil pesos al mes de renta; sin embargo ser emprendedor  significa quitarse muchas limitantes para aventarse a ejecutar proyectos, asegura.

José Ramón está convencido de que si no le roba a sus clientes y tampoco hace las cosas ‘chuecas’, su empresa siempre será exitosa.  Está seguro de que los productos 100 por ciento mexicanos, como sus chocolates, seguirán en el gusto del mercado.