Virtuales vs tradicionales, ¿qué tipo de oficina me conviene?

Las oficinas virtuales te ayudan a disminuir gastos, pero las tradicionales te ayudan a mejorar la comunicación con tu personal; evalúa tus necesidades y decide cuál es mejor para tu empresa.
Las oficinas virtuales son espacios de trabajo compartidos, que ofrecen los mismos servicios de una oficina tradicional por un menor precio.
Las oficinas virtuales son espacios de trabajo compartidos, que ofrecen los mismos servicios de una oficina tradicional por un menor precio. (Twitter @iosoffices)

Ciudad de México

Comprar o rentar una oficina como parte del desarrollo de tu empresa ya no es la única opción. Las oficinas virtuales (espacios de trabajo compartidos, que ofrecen los mismos servicios de una oficina convencional), se volvieron una alternativa para algunas profesiones, sin embargo antes de elegir entre una oficina tradicional o una virtual primero debes evaluar tus necesidades.

Ventajas de las oficinas virtuales:

- Imagen: Tener una dirección y teléfono de oficina genera confianza en los clientes, no sólo de legalidad, sino también de profesionalismo y seriedad, sin tener que comprometer un horario que te privaría de realizar otras actividades o de convivir con tu familia.

- Precio: Las rentas en zonas como Polanco, Santa Fe, Condesa y Reforma están muy por arriba de los 10 mil pesos al mes; en cambio, los precios de una oficina virtual en la misma zona, van desde 700 pesos al mes dependiendo la compañía y los servicios que requieras.

-Ahorro en servicios: Los gastos de tener una oficina virtual son pocos, ya que el pago de la renta incluye el uso de equipo de cómputo, mueblería, electricidad, internet, teléfono, etcétera.

- Disminuyes gastos personales: Al trabajar desde casa, no gastas dinero en gasolina ni en transporte público o comidas.

- Reduces el estrés: Por no tener la obligación de cumplir con un horario, pago de rentas y servicios, lidiar con el tráfico de la ciudad o gastar en transporte ni comidas fuera de casa, tienes menos desgaste físico y emocional que podrías usar para tener un mejor desempeño laboral.

Las oficinas tradicionales también tienen grandes beneficios como:

- Imagen: Al tener tu propia oficina, los clientes confían más fácilmente en tu compromiso en ofrecer buenos resultados en el servicio que ofreces.

- Disponibilidad: Tener instalaciones propias te permite usarlas a cualquier hora y día, sin previa reservación o pagos extras.

- Control: Al tener a tus empleados cerca de ti, puedes supervisar su desempeño, solucionar algún problema o realizar consultas en menor tiempo y de una manera más eficiente.

- Comunicación: Debido a que convivirías con ellos todos los días, puedes aprovechar para fortalecer la comunicación para así mejorar los resultados de los servicios que ofreces, además de socializar.


FLC