Las cinco cosas que no debes hacer si eres emprendedor

Ignorar al cliente y elegir al socio equivocado son algunos de los principales errores que cometen los nuevos emprendedores, asegura Marcus Dantus.
Calcular mal los riesgos de emprender es un error común.
Calcular mal los riesgos de emprender es un error común.

Ciudad de México

Resistir, adaptarse, fracasar y volver a empezar son algunas de las claves que los emprendedores necesitan para alcanzar el éxito y convertir sus ideas en negocios rentables.

Concretar un sueño no es sencillo y Marcus Dantus, ex fundador de Wayra México, la aceleradora de negocios de Telefónica, y actual CEO de Startup México, lo ha aprendido durante los 18 años que ha acompañado el camino de cientos de emprendedores.

Aunque los errores que se cometen pueden ser muchos y de todo tipo, para Marcus los cinco que pueden hacer fracasar cualquier proyecto son:

No ver al cliente: Este es el error más común. Los emprendedores suelen tener ideas maravillosas pero no voltean a ver a sus posibles clientes y muchas veces ni siquiera hay clientes para el proyecto o producto.

No trabajar con gusto: Hay quien se mete en esto sin estar convencido realmente de hacerlo, pero si no les gusta lo que está haciendo y sólo lo hace porque cree que ser emprendedor y ganar dinero es fácil, ¡olvídenlo!.

Elegir el socio incorrecto: Hay muchos emprendedores que encuentran al socio equivocado y eso termina con los negocios. Siempre habrá diferencias, pero si los socios no se entienden al primer problema el negocio se va a acabar.

Error de percepción: Mucha gente piensa que emprender es fácil, que es tener una buena idea y ya, entonces cuando se enfrentan al primer obstáculo grande se desaniman.

Cálculo equivocado de costo y tiempo: La mayoría de los emprendedores piensa que sus proyectos saldrán más rápidos y más baratos de lo que normalmente salen. Esto los mete en problemas porque no planean contingencias. “Emprender es muy difícil porque a diferencia de tener un salario fijo cada mes, los emprendedores muchas veces no tienen que comer, pero si no se planea esos períodos de austeridad pueden ser más largos”.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), el índice de supervivencia de las pequeñas y medianas empresas después de los dos primeros años de operación es de 20 por ciento, es decir que sólo dos de cada 10 logran mantener sus puertas abiertas más allá de este período de tiempo.

Para evitar ser parte de la estadística de los que no lo lograron, Marcus Dantus recomienda hacer algo que le guste al emprendedor, que beneficie a la comunidad y que tenga posibles clientes.