Scaleups: empresas que inspiran y generan empleos

El 97% de las 'scaleups' perduran en el tiempo y solo el 3% fracasó después de haber experimentado un alto crecimiento.
Está iniciando una revolución emprendedora en México.
El éxito de las 'scaleups' (Reuters)

Ciudad de México

Las empresas scaleup llegaron a México para quedarse y prueba de ello es que, según datos del Banco Mundial, estas empresas crearon un 30 por ciento de nuevos puesto de trabajo en los últimos tres años, pese a que solo representan el 6 por ciento del total de compañías del país.

De acuerdo con un análisis realizado por Endeavor, de la industria restaurantera  y comida rápida en la Ciudad de México en 2015, el 97 por ciento de estos negocios perduran en el tiempo y solo el 3 por ciento fracasó después de haber experimentado un alto crecimiento.

El documento señala que las scaleups - compañías de más de tres años y con un mínimo de  20 por ciento de crecimiento anual de empleos en promedio-  emplearon a más de 70 mil personas en los últimos tres años y en conjunto produjeron más de 28 mil millones de pesos en ventas anuales.

En la capital del país hay más de  40 mil adultos jóvenes desempleados, situación crítica que esta red de empresas está ayudando a combatir generando la mayoría de los nuevos puestos de trabajo.

Emprendedores seriales

Uno de los ejemplos más destacados de una empresa scaleup es Alsea, la cual, desde su fundación en 1989, creció hasta convertirse en una red de empresas de restaurantes exitosos que se extiende al mundo.

Los fundadores -los hermanos, Alberto, Armando y Cosme Torrado- asesoraron a los dueños de otros restaurantes de México, como a los emprendedores de Neve Gelato y La Crepe Parisienne.

“La mayoría de las cadenas de restaurantes más conocidas pertenecen a pequeños grupos de emprendedores que trabajan en la ciudad. Los primeros fundadores de este grupo comenzaron sus carreras varias décadas atrás, al abrir un solo restaurante. Con el paso del tiempo, el sector creció a medida que muchos emprendedores establecieron nuevas compañías. El impacto colectivo de estas empresas es muy grande”, señala Endeavor.

Según la organización, el patrón que utilizó Alsea no es único. Carlos Mier y Teran, fundador de Grupo MyT, fundó diversos restaurantes, como La Crepe Parisienne y Moshi Moshi, y algunos exempleados de Chilim Balam inauguraron Dulcería y Paleteria.

Este tipo de empresarios han fortalecido las redes de emprendimiento, sobre todo porque los fundadores de firmas exitosas dedican recursos para volver a invertir en compañías de otros emprendedores, ya sea como mentores o como inversionistas, lo cual garantiza el desarrollo de un ecosistema fuerte y mutuamente beneficioso.