Consejos para poner un negocio en la era de los "millenials"

Titto Gálvez, CEO de Starters, ofreció una conferencia en la Aldea Digital 2016, donde dio a conocer sus "10 mejores secretos para iniciar tu negocio en la era de los millennials".
Titto Gálvez expone su conferencia en la Aldea Digital 2016
Titto Gálvez expone su conferencia en la Aldea Digital 2016 (Cortesía Aldea Digital)

Ciudad de México

Mantener un ingreso fijo y creer que nunca es buen momento para emprender, son algunos de los consejos que mencionó Titto Gálvez, CEO de Starters –empresa que ofrece asesorías para hacer estrategias para crear un negocio-, durante su conferencia "Los 10 mejores secretos para iniciar tu negocio en la era de los millennials", que se realizó esta tarde en la Aldea Digital 2016.

Gálvez aseguró que la generación millennials -jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio- es una que “ya no quiere jefes, lo que busca es estar en un lugar donde se sienta feliz, ya sea en un trabajo o en su propio negocio”.

El también asesor en posicionamiento de marcas aseguró que “hoy más que nunca había sido tan fácil poner un negocio como lo es ahora”, ya que se pueden encontrar una gran diversidad de apoyos, ya sean por parte del gobierno o de la iniciativa privada.

Aquí te dejamos los 10 secretos que según Titto, son primordiales para comenzar tu proyecto emprendedor en la era de los millenials:

Tener un ingreso fijo. Muchas veces cuando una persona comienza un negocio abandona su trabajo y con ello pierde el ingreso fijo que tenía, lo cual es un error, ya que es muy difícil que en un principio el negocio te deje ganancias para un sueldo.

“No dejes tu empleo, es muy caro para el negocio pagar tu sueldo en un principio. Muchos de los negocios mueren porque el dueño mata al negocio. Espera a que tu negocio pueda dar un ingreso fijo, esto puede tardar hasta dos años”, dijo Gálvez.

Nunca es buen momento. Si te esperas a tener todo lo necesario para emprender, el momento nunca llegará. Ese momento es ahora.

“Rompe con las reglas que pone el ‘mundo real’, sólo es una justificación que tenemos para no hacer las cosas”, dijo.

Fracasa pronto y seguido. Esto no significa que busques hacer las cosas mal a propósito, simplemente experimenta los errores, que seguro los habrá, pero entre más rápido mejor, porque en un negocio el tiempo es oro.

“Aleja a la gente con pensamientos de fracasado de tu vida. Hay muchas formas de que el negocio no fracase, pero cuando pase seguro será de utilidad. Busca ayuda, hoy en día hay muchas formas de conseguirla”.

Necesitamos menos de lo que creemos. Una computadora, un smartphone. A veces sólo se necesita eso para comenzar un negocio. No esperes a tener una gran oficina, a juntar miles de pesos.

“Checa realmente cuántos empleados necesitas, pide un préstamo. ¿Crees que necesitas realemnte una oficina? busca un coworking. Inicia con una tienda en línea si no tienes para pagar la renta de un local”.

Producto diferente. No se trata de descubrir la cura contra el cáncer, se trata de que tu producto genere un impacto.

Puedes empezar un negocio con algo que te guste guste consumir. “Si tienes una idea, no pierdas el tiempo y hazlo, o alguien más te la robará”.

Da antes de recibir. Cuando te enfocas en dar algo a la gente, ésta te lo va a devolver. Genera credibilidad de tu negocio.

“Hay empresas que te ofrecen devolverte el dinero si no te gusta su producto. Haz que el consumidor crea en tus servicios”.

Aprende a vender. Si sabes vender tu idea, tus empleados lo sabrán hacer. Al fin y al cabo cualquier negocio busca eso. “Si no sabes vender tu producto es muy probable que la gente no lo compre”.

Usa la tecnología. En un mundo donde casi todo se mueve por medio de la tecnología, es importante que le saques el mayor provecho a ésta.

“Usa redes sociales, son baratas y aumentan tus ventas de manera inmediata. Hay plataformas como YouTube que son gratis, aprovéchalas y exprímelas al máximo”.

¡Wow!. El punto es sorprender gratamente al consumidor de cualquier forma. Haz que la gente diga esta expresión cuando visite tu negocio o pruebe tu producto. Eso es garantía de que le gustó.

“La decoración, el uniforme de tus empleados, la forma en que sirves. Cualquier detalle hace la diferencia para ganar un cliente. Pero asegurate de vender por confianza y no por precio”.

Haz lo que te apasiona. Si te gusta tu producto o tu servicio será más fácil venderlo. Si no te gusta tu negocio, está destinado al fracaso.

“Encontremos motivación en nuestras vidas. Dejarnos de quejar. Lárgate lejos de lo que te hace sufrir, de la opinión de las masas. Haz lo que te gusta hacer”, dijo Titto.


cpr