Con apps, empresas quieren decir 'adiós a las filas'

Aunque sólo un 14 por ciento de la población en México realiza compras a través de su teléfono celular, compañías desarrollan estrategias para evitar las filas en la compra de productos y servicios. 
Las bacterias que se han encontrado en las pantallas de los teléfonos inteligentes y tabletas son del mismo tipo que las que hay en las esponjas de la cocina.
Las filas en el cine, restaurantes y para el pago de servicios ya pueden evitarse a través de las compras mediante dispositivos móviles. (Reuters)

Ciudad de México

Piensa en la fila más tardada en la que has estado para comprar algo. ¿Te gustaría no volver a vivir esa experiencia? Quizá esto sea posible pronto gracias al comercio a través de teléfonos y dispositivos móviles —mobile commerce—, en el que algunas empresas ya incursionan en México.

De acuerdo con el estudio Global Web Index Q4 2014, en México un 14 por ciento de la población hizo por lo menos una compra a través de su teléfono celular a finales de 2014. En la región, Brasil registra un 15 por ciento en el mismo rubro y Estados Unidos un 18 por ciento. A nivel mundial, encabeza la lista Surcorea, con un 37 por ciento.

Para Jesús Padilla, director de Mercadotecnia de Pay Pal México, el comercio móvil representa un cambio de hábito que caracteriza a la generación nacida a partir de 1982, los “millennials”.

“Estamos viendo negocios (en el mundo) que más del 50 por ciento de sus ventas ya es a través del móvil, en otros casos 60 o hasta 70 por ciento que se está dando esta migración del e-commerce convencional al mobile commerce. 

“¿Qué viene pegado a eso? Que hay una generación, digo, ya es un cliché hablar de millennials, pero sí, los millenials son los que están concentrando el mayor consumo en el móvil. Esto está empezando, es el inicio de un cambio de hábito”, indicó Padilla durante la presentación de cuatro empresas con estrategias de comercio móvil en México.

Cuatro casos 

Una de las compañías que ha buscado mejorar su aplicación para teléfonos móviles es la cadena de cines Cinépolis, que cuenta con aplicaciones para los sistemas operativos Android y iOS, y cuya finalidad es que los clientes cada vez hagan menos filas para comprar boletos y para entrar a las salas de cine.

Erick Jiménez, gerente de Cineticket de Cinépolis, aseguró durante su exposición que las apps son una de las cuatro opciones alternativas a la taquilla para adquirir boletos en la cadena. Las otras tres son: call center, sitio web y kiosco de autopago. Juntas, estas formas de compra generan el 16 por ciento de los ingresos de la empresa.

Good Express es otro caso de negocio con tendencia hacia el comercio móvil. Por un lado, ofrece alimentos y productos saludables a domicilio, pero también genera contenidos explicativos para sus clientes. 

Marisa Arizpe, directora de Good Express, dijo en su ponencia que toda su estrategia está enfocada en internet y que el 50 por ciento de las visitas al sitio provienen de equipos móviles, aunque no cuentan con una app.

Con 14 mil usuarios de teléfonos celulares, Pagamobil busca innovar en el pago de servicios a través de dispositivos. Con la aplicación, se pueden pagar —sin costo extra— recibos de luz, teléfono, televisión por cable, pero además quieren incursionar en el pago de colegiaturas, mantenimiento condominal y recarga de celulares. 

Sin Delantal.Mx, servicio de comida a domicilio por internet, reporta un incremento de 480 por ciento en usuarios de su aplicación para teléfonos móviles entre octubre de 2014 y octubre de 2015.

Inés Rosas, directora de Marketing de la empresa, explicó durante su exposición que cuentan con 300 mil usuarios activos que acostumbran pedir comida a través de su plataforma y más de 2 mil restaurantes registrados.