Luuna: el 'sueño' de 4 chavos por crear el mejor colchón

Cuatro jóvenes de distintas nacionalidades renunciaron a sus empleos e invirtieron para crear Luuna, una startup que vende vía web colchones de ‘calidad premium’, empacados en cajas.

Ciudad de México

El equipo de fundadores de Luuna es multicultural: hay un boliviano, un inglés-francés, una chica francesa y un mexicano. El sueño de los cuatro es crear el mejor colchón para dormir y cambiar la industria actual de los colchones en México, en la que —aseguran— intervienen muchos intermediarios, en detrimento de la fórmula precio-calidad.

Los colchones tienen un costo de 7 mil 500 precios en tamaño individual, 10 mil el matrimonial, 12 mil pesos el Queen Size y 15 mil el King Size, mientras un colchón tradicional con una composición de materiales y calidad similar cuesta aproximadamente el doble, de acuerdo con Luuna.

La empresa salió al público el 3 de noviembre de 2015 y hasta hoy han vendido colchones de "calidad premium" en 20 estados de la República mexicana, que son fabricados en Monterrey y enviados a domicilio en cajas de cartón, donde caben gracias a sus materiales y a un proceso de sellado al vacío con el que son empacados.

"El colchón Luuna es un colchón muy premium en México y va de la mano de la estructura, que es látex, memory foam, poliuretano; (además de) las densidades que tiene, las certificaciones que tiene cada capa de espuma, la tela que tiene (...) Somos los únicos con certificación Certipur en ambas capas, la de poliuretano y el memory foam", explica Carlos Salinas, CEO de Luuna, en entrevista con Milenio.

"No tengo nada que ver con el ex Presidente mexicano (Carlos Salinas de Gortari)", aclara al inicio de la conversación. "Soy boliviano y estudié Ingeniería Comercial en Chile", detalla.

INICIOS

La historia de Luuna comenzó cuando Carlos y William Kasstan —de origen inglés-francés— decidieron emprender un plan de negocio tras coincidir en Linio Chile, durante el lanzamiento de la plataforma de ventas en línea en ese país, que es parte de Rocket Internet, firma creadora de decenas de startups alrededor del mundo.

En marzo de 2015, el equipo conformado por Carlos, William, Lauren Maire —francesa— y Guillermo Villegas —mexicano— inició un intenso periodo de investigación para llegar al prototipo del mejor colchón para comercializar en México a través de una plataforma web. Los cuatro habían renunciado a sus empleos e invirtieron dinero de sus propios bolsillos para que Luuna surgiera.

El 3 de noviembre de 2015, comenzaron las ventas al público y desde entonces los fundadores se han sorprendido de la respuesta de los clientes, quienes han realizado pedidos desde 20 diferentes estados del país, incluida la Ciudad de México, con la política de que puedan probar el colchón durante 30 días tras su compra y regresarlo si no les agrada.

Carlos asegura que desde entonces han tenido una sola devolución por una persona que decidió cambiar de vivienda, y no porque haya tenido una mala experiencia de descanso con el colchón.

DESVENTAJAS DE LA INDUSTRIA

Carlos Salinas afirma que en Estados Unidos, después de la compra de un auto, adquirir un colchón es la segunda peor experiencia para un consumidor, y destaca las desventajas para los clientes mexicanos a la hora de elegir un colchón en tiendas tradicionales:

En pocos minutos, debes decidir el colchón que usarás los próximos cinco u ocho años.

Los descuentos en el producto y las ventas por comisión para los vendedores impiden al cliente apreciar cuál es la mejor oferta en cuanto a coso-beneficio.

Un colchón premium cuesta mucho en México porque hay varios intermediarios, por lo que el precio que paga el cliente final está totalmente inflado.

PARA EMPRENDEDORES

De acuerdo con tu experiencia, ¿qué recomiendas a personas que tienen una idea de negocio o que están iniciando con un proyecto de negocio?, se le pregunta a Salinas, y responde:

1. "Si estás seguro de lo que quieres, si tienes todas las ganas y estás dispuesto a poner todos tus ahorros y quieres y quieres y quieres, lo puedes lograr. Nosotros nos hemos ido contra todo".

2. "No creas que tu idea es muy loca para no ejecutarla. Si le pones mucha cabeza, si analizas y le pones ganas, finalmente las cosas se dan más temprano que tarde".