"Babymoon", la última escapada de los embarazados

Un emprendedor español ofrece escapadas románticas a parejas que están a punto de ser padres a las que ha llamado “luna de miel para embarazados”.
La agencia recomienda escaparse durante el segundo trimestre del embarazo.
La agencia recomienda escaparse durante el segundo trimestre del embarazo. (viajesembarazadas.com)

España

Clases de yoga, menús especiales, saunas y talleres sobre cómo dar masajes al futuro bebé, son algunas de las actividades incluidas en los viajes especializados para embarazadas, un fenómeno conocido como "babymoon", una especie de luna de miel dedicada a las embarazadas y que se ha convertido en un nuevo negocio para los emprendedores.

Iván Lütolf es un emprendedor que ha montado una agencia de viajes especializada en el turismo para embarazadas porque "hacía falta un servicio que ofreciera a las futuras madres escapadas románticas para avivar la llama en la pareja antes del nacimiento”.

Lütolf, quien llevaba cinco años en el negocio de la publicidad dirigida al mundo del bebé y las embarazadas, explicó a EFE que fue a dos o tres agencias de viajes y "se quedaban sorprendidos cuando les pedía un paquete especial para embarazadas".

Fue así que nació su interés por el turismo destinado especialmente a este sector, aunque su negocio por el momento sólo está en España.

El último capricho antes de nacer el bebé

"El llamado 'babymoon' sería el último capricho que se da la pareja antes de que nazca el bebé, porque además la pareja se resiente muchas veces durante el embarazo y con esto se pretende que carguen pilas".

Lütolf  dice que el viaje se suele realizar en el segundo trimestre del embarazo, ya que en el primero puede haber complicaciones, mientras que en el tercer trimestre, el tamaño del vientre de la futura mamá puede ser incómodo a la hora de los traslados.

El responsable de viajesembarazadas.com realza la importancia de la duración de las escapadas y destaca que, lo más recomendable,  es que el viaje sea de, como mucho, cuatro noches.

Este emprendedor arma escapadas a sitios cercanos a España, a los que se pueda llegar en coche en un máximo de cuatro horas, aunque dice que se pueden hacer viajes con avión incluido.

Ante los escépticos a su iniciativa Lütolf argumenta que “su competencia aún no ha nacido”, sin embargo dice que ya se prepara para cuando ésta llegue. "De momento estas escapadas están caracterizadas por proporcionar estancias de lujo con todas las comodidades para la embarazada, cena romántica con menú especial, circuito en spa diseñado para la futura mamá y tratamientos de belleza, pero ya estamos en fase de disponer de mayor oferta".