AlanXelmundo, el ‘vlogger’ viajero que creó una marca

Alán Estrada no hace reseñas de los lugares a los que viaja, sino que describe lo que ve y a eso atribuye su éxito; tiene casi 300 mil suscriptores en YouTube y su propia marca de ropa.

Ciudad de México

Su plan inicial era viajar de uno a dos meses al año por diferentes ciudades del mundo, pero ahora lo hace durante nueve meses y obtiene ganancias por ello. Cuenta con un equipo de trabajo, hace colaboraciones a través de redes sociales y tiene su propia marca de ropa. Es Alán Estrada, "alanXelmundo", el 'youtuber' que hizo realidad su sueño de viajero.

"Creo que cuando se es terco se logran las cosas. Me gustan los retos y me gusta mi trabajo", dice Alán en entrevista con MILENIO.

El INICIO

Todo empezó con un viaje de mochilazo por la India y el sureste asiático. A partir de esa experiencia, decidió que quería dedicar su vida a viajar y creó su cuenta en YouTube "alanxelmundo", que tiene más de 296 mil suscriptores.

En ese viaje, se dio cuenta de lo poco que sabía "en la vida y el mundo" y descubrió que viajar era una forma de crecer, de convivir con distintas culturas, y de romper con el "shock" cultural que no permite entender a los otros.

"Quería viajar lo más posible y me puse como meta viajar por lo menos uno o dos meses cada año", explica.

Seis años después, Alán viaja durante nueves meses al año, suma con frecuencia seguidores en YouTube y tiene más de 60 mil seguidores en Twitter.

Aunque no revela sus ganancias, asegura que su sitio de internet, "www.alanxelmundo.com", deja suficiente dinero para rentar una oficina, pagar los salarios de cinco personas y asumir los costos de algunos viajes.

SUS VIDEOS

La idea de su "videoblog" es compartir aquello que no se encuentra en internet, lo que no viene en las guías de viaje. Por ejemplo, las largas filas que se tienen que hacer para acceder a los miradores de la Torre Eiffel, en París.

Su éxito se debe, considera él mismo, a la honestidad, pues no hace reseñas de lugares, hoteles u restaurantes que no hayan sido de su agrado o que no cumplan con los parámetros de su empresa, en cuanto a mostrar las cosas tal y como son para facilitar el viaje de los demás.

Alán dice que rechaza el 70 por ciento de los viajes que le ofrecen pagarle, porque las oficinas de turismo de los lugares —las cuales le hacen estas ofertas— sólo quieren mostrar la parte positiva de los sitios y le quitan libertad para realizar su itinerario de viaje.

"La gente me encontró por internet porque buscaba consejos para su viaje", expresa el 'youtuber'.

'PARTNERSHIP'

Alán Estrada afirma que su intención no era generar dinero con su sitio de internet. Le bastaba con viajar y compartir sus experiencias en YouTube.

La primera oportunidad de hacer negocios se presentó cuando una oficina de turismo de República Checa le ofreció pagar un viaje al país para que hiciera videos para su "videoblog".

A partir de ahí, convirtió sus grabaciones en un negocio para obtener ganancias por la publicidad de YouTube, así como de sus socios de las redes sociales, de las oficinas de turismo que le pagan viajes, y de una tienda virtual que ofrece playeras, sudaderas, tenis, entre otros artículos.

Un amigo suyo le ayudó a que él mismo ´se "convirtiera" en una empresa, analizara el contenido de sus videos, e invirtiera en equipo para tener una mejor calidad en éstos.

Lo más importante en este cambio, dice Alán, fue conservar el proyecto de vida que le permite tener libertad, con un modelo de negocios que genera ganancias.

EMPRENDER

Alán es actor de profesión, sin embargo su obsesión por viajar y recorrer el mundo lo llevó a rechazar proyectos y a ser más selectivo para cumplir sus sueños.

"Hay que emprender y no sentarse a esperar a que sucedan las cosas", escribe en su 'videblog'.

Su primer ideal era ser contratado por Discovery u otro canal de viajes para conducir un programa de viajes, pero fue su iniciativa de crear un canal de YouTube lo que posibilitó crear "alanXelmundo".

Su consejo para quienes buscan aprovechar la era digital para generar ganancias es que no esperen que los seguidores y el dinero lleguen en la primera semana, sino esperar e invertir tiempo, dinero y paciencia.

"Si realmente te apasiona lo que haces, no existe la espera, sólo el perfeccionamiento", sostiene Alán Estrada.