Desempleo mundial crecerá en 3.2 millones de personas: OIT

La Organización Internacional del Trabajo prevé que la tasa de desempleo mundial incremente a poco más de tres millones de personas durante 2014.
Desempleo
En los próximos cinco años, 90 por ciento de los empleos se creará en los países emergentes. (Enrique Hernández)

Ginebra

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirmó que en 2014 el desempleo mundial crecerá en 3.2 millones de personas y en los próximos cinco años el 90 por ciento de los empleos se creará en los países emergentes y en desarrollo.

"Se espera que esto tenga un impacto significativo sobre los flujos de migración", subrayó en Ginebra el director adjunto del departamento de investigación de la OIT, Moazam Mahmood.

Mahmood señaló que "los modelos de migración parecen orientados a cambiar a medida que los países en desarrollo realizan mayores progresos en la mejora de la calidad de los empleos".

"La migración sur-sur está en auge y más trabajadores abandonan las economías avanzadas, en particular los países europeos gravemente afectados por la crisis, en búsqueda de oportunidades en los países en desarrollo", explicó el autor del informe.

El informe sobre tendencias mundiales laborales de la OIT indicó que 231.5 millones de personas vivían en un país distinto a su país de nacimiento en 2013.

Asimismo, reportó que el número total de migrantes aumentó en 57 millones a partir del 2000, de los cuales 19 por ciento migró en los últimos tres años.

Además, existe constancia de un aumento de jóvenes que emigran desde los países desarrollados afectados por la crisis a las economías emergentes en los últimos años.

A fin de maximizar el impacto de la migración sobre el desarrollo, el informe recomendó la implementación de políticas generales como promover la integración económica de los migrantes para favorecer el incremento de la migración legal.

La organización sugirió también implementar medidas para combatir la xenofobia, la discriminación y los abusos, así como introducir planes dirigidas a mejorar la información de los migrantes antes de partir.

Finalmente la OIT urgió a mejorar la calidad del empleo en todos los países "para permitir una gestión más racional de los flujos de migración".