Se limitará el empleo y creación de nuevos negocios: Caintra

La Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León dio su postura sobre la reducción de estímulos al sector productivo.

Monterrey

La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) ve con reservas la reducción de estímulos al sector productivo para el 2016 que anunció el Gobierno del estado, como parte del Acuerdo para el Fomento al Empleo en Grupos y Zonas Vulnerables.

De acuerdo con el decreto sobre las reglas en materia de estímulos a las nuevas empresas que se instalen en Nuevo León, la medida se hará efectiva solamente para municipios rurales del norte y sur del Estado, quienes tendrán derecho a una reducción del Impuesto Sobre Nómina en sus primeros cuatro años de operación.

“Reconocemos que el Estado requiere de nuevos polos de inversión y crecimiento fuera del área metropolitana, lo cual estamos impulsando conjuntamente con diversos proyectos que los detonen, sin embargo las reducciones planteadas para el área metropolitana, lejos de fomentar el empleo y la creación de nuevos negocios, podrían limitarlo”. 

La agrupación empresarial indicó que reconoce la difícil situación económica que atraviesan las finanzas estatales, pero consideró que medidas como las señaladas no representarán una solución de fondo y sí impactará a las empresas actuales y a los proyectos emprendedores.

Mediante un comunicado, Caintra señaló que las empresas aquí instaladas y el capital humano con el que cuenta Nuevo León son los elementos que han hecho de la entidad una de las más competitivas de América Latina, como generadoras de empleos, recursos y bienestar para la población, por lo que los estímulos públicos no debieran limitarse por factores coyunturales.

Instó al Gobierno del Estado a evaluar dichas medidas con una visión en el largo plazo, ya que los ingresos que ahora tendrá por diversos conceptos podrían ser menores al resto de los beneficios y riqueza que el sector productivo genera para la entidad y para sus habitantes.