• Regístrate
Estás leyendo: El valor de la resistencia
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 05:57 Hoy

El valor de la resistencia

Estudió mecatrónica, su primer trabajo fue en proyectos de publicidad interactiva. Al enfrentar los problemas para conseguir componentes electrónicos, detectó la oportunidad para iniciar un negocio.
Publicidad
Publicidad

330ohms, además de representar un valor de resistencia de componentes electrónicos, es el nombre de la tienda en línea que vende elementos para electrónica, robótica y tecnificación, creada por Helena Galván Suárez y Norman Morales Vega hace seis años.

“En aquel momento -comenta Helena- competían con grandes distribuidores, pero gracias a su formación en Ingeniería Mecatrónica, encontraron una manera eficaz de hacerlo y fue ofreciendo asesoría adicional para el uso de las partes”.

Helena estudio en la Universidad Nacional Autónoma de México, al salir de la carrera empezó a trabajar en una agencia de publicidad realizando proyectos interactivos.

Sin embargo, este negocio enfrentaba algunas dificultades, por una parte tenían que financiar los proyectos y aguantar largos plazos para pagos, y ellos no tenían un gran capital. Además de que no era fácil encontrar todos los componentes electrónicos en México. Fue entonces que Helena vio en esta situación la oportunidad de crear un negocio paralelo.

TE RECOMENDAMOS: El maestro perfecto a un click de distancia

Hicieron su página, y sus primeros clientes fueron profesores y compañeros de la universidad. Se conectaron con una de las grandes empresas de la electrónica. Recuerda Helena que el primer pedido fue como de diez productos, que le fueron enviados desde Italia y “salieron carísimos, pero igual los vendieron carísimos. Por pura intuición, empezaron a crecer”.

En 2013, 330ohms se formalizó como empresa, entró un nuevo socio, Antonio García Díaz. Sus clientes pasaron a ser universidades, empresas de desarrollo tecnológico y dependencias de gobierno. Helena estudió cursos de contabilidad y finanzas para encabezar la parte administrativa. Por ahora distribuyen a toda la república mexicana por mensajería, y ven posibilidades de hacerlo en América Latina.

Para Helena, la universidad te enseña técnicas, pero no te dicen cuáles son tus posibilidades, hacia dónde crecer. El año pasado, tomó un curso en Victoria 147 ya “que habían llegado a un punto en que 330ohms necesitaba seguir creciendo y no sabía cómo hacerlo. Victoria, comenta, le abrió los ojos a problemas que tenía enfrente y no veía, o no quería ver”. Por ahora está en la aceleradora.

Helena y sus socios trabajan muy duro para llegar a ser la comercializadora de componentes electrónicos más importante de México y crear una planta de ensamble de partes. Por ahora, han hecho honor a su nombre, demostrando que saben lo que es el valor de la resistencia.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.