• Regístrate
Estás leyendo: El servicio Symphony busca desafiar a Bloomberg
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 04:33 Hoy

El servicio Symphony busca desafiar a Bloomberg

El francés David Gurle, luego de 20 años en Microsoft, Reuters y Skype, fundó su propio sitio para enlazar a sus clientes de forma segura.

Publicidad
Publicidad

Esta semana, David Gurle se mostró seguro en el escenario de un hotel de moda de Nueva York. El empresario francés de 48 años pasó los últimos 20 años y más en Microsoft, Reuters y Skype, tratando de desarrollar una herramienta de mensajería para enlazar a las compañías y a sus clientes en espacios en línea seguros y eficientes. Y ahora, con Symphony, cree que ya lo logró.

Hijo de dos diplomáticos y graduado de la escuela de élite de ingeniería Esigetel en París, Gurle creó la empresa en San Francisco hace tres años, y la vendió a un consorcio de bancos de inversión liderado por Goldman Sachs en octubre pasado.

Ahora, en su papel de director ejecutivo, Gurle quiere hacer que Symphony sea global y organiza una serie de eventos en Nueva York, Londres, Hong Kong y Singapur. El primer objetivo es desplazar el correo electrónico y otras herramientas básicas que las empresas utilizan para enviar mensajes entre sí. El objetivo final: que Symphony supere a Bloomberg, el indiscutible campeón de la industria de datos financieros de 26 mil millones de dólares.

Al igual que muchos vendedores de Silicon Valley, Gurle tiene un bronceado, un traje ajustado y los dientes relucientes. Pero su argumento de ventas en Nueva York tuvo sustancia y estilo. Evocó la ley de Metcalfe, que establece que el valor de una red de telecomunicaciones es proporcional al cuadrado del número de usuarios conectados en el sistema. Recalcó que los primeros acuerdos para proporcionar el contenido —incluyendo el de Dow Jones y McGraw Hill— solo fueron el comienzo. También dijo que el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York, que inició una investigación muy pública sobre las afirmaciones de Symphony de “eliminación garantizada de datos” hace un par de meses, quedó satisfecho de que la empresa no es una amenaza para el sistema.

“Tiene ese tipo de optimismo permanente”, dice Robert Rubino, un inversor privado en Symphony que vivía en la misma calle de de Gurle en Summit, Nueva Jersey. “Le apuesto totalmente al jinete” (a la administración). Pero incluso con el respaldo de Goldman y una docena más de habituales de Wall Street, lograr que los operadores se alejen de sus terminales Bloomberg no será una tarea fácil. La compañía ofrece cientos de funciones además de la de mensajería, y continuamente adapta las mejores funciones de sus competidores para moldearlos en su terminal sin costo extra.

Y para muchos corredores de bolsa que no se sientan en las oficinas de cristal alrededor de los pisos de operación, el icónico teclado y pantalla de Bloomberg es una señal de estatus que no se entregará fácilmente. Es por eso que la empresa se sale con la suya al cobrar los precios más altos en la industria —mil 850 dólares al mes por usuario, 120 más del costo de Symphony— y a la vez conserva, e incluso amplía, su participación de mercado.

Gurle nació en Estambul y vivió en Siria y Líbano antes de establecerse en Cannes a los 13 años, cuando se retiró su padre. Las mudanzas constantes produjeron a un “introvertido” confeso a quien le gustaba plantearse problemas y soñaba con ser piloto. Finalmente obtuvo su licencia en 2011, y realiza al menos un vuelo al mes en su Cirrus SR20, un monoplano de cinco plazas que guarda cerca de su casa en Palo Alto, donde vive con su esposa Valerie, una internista.

“Me gusta por la libertad, y porque el final del juego no es sencillo”, dice. “Me gusta estar en un ambiente que necesito conocer y controlar y dirigir de la manera más eficiente”.

EL DATO

1,850 dólares al mes por usuario es la tarifa del servicio online de Bloomberg.

1,730 dólares al mes por usuario es la tarifa de la emergente compañía Symphony.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.