• Regístrate
Estás leyendo: El petróleo y las locomotoras de GE ya no rinden
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 05:30 Hoy

El petróleo y las locomotoras de GE ya no rinden

Mientras que sus negocios de motores de avión siguen creciendo, los equipos petrolero y de locomotoras de carga del conglomerado se encuentran débiles.

Publicidad
Publicidad

General Electric (GE) espera que los mercados de sus divisiones de equipo de gas y petróleo y locomotoras de carga permanezcan débiles el próximo año, pero cree que sus otras operaciones mantendrán su crecimiento como ocurre desde la primera mitad de 2016.

El mayor grupo estadounidense de fabricación dijo que las ganancias subyacentes por acción fueron de 51 centavos de dólar para el segundo trimestre, un crecimiento de 65% en comparación con el mismo periodo de 2015, a pesar de la caída de las utilidades en sus divisiones de equipo de gas y petróleo y de equipo de transporte.

Jeff Bornstein, director financiero de GE, dijo: “Cuando ven nuestra cartera, 85% está en una condición de buena a muy buena, y 15% atraviesa por un ciclo muy difícil”.

Por su parte, Jeff Immelt, director ejecutivo, señaló a los motores para aeronaves y los equipos de generación de energía como las dos divisiones que espera mantengan su buen desempeño el próximo año, y dijo que la diversa cartera de GE “le permite a la compañía tener un buen desempeño a pesar del crecimiento volátil y lento de la economía”.

Los resultados de GE superaron las expectativas de los analistas. Pero en las operaciones de Nueva York, sus acciones cayeron 2% para llegar a 31.87 dólares.

Los ingresos de las operaciones industriales de GE cayeron 1% para llegar a 24,400 millones de dólares (mdd) en el segundo trimestre, excluyendo el efecto de las adquisiciones y disposiciones: principalmente la compra de las operaciones de energía de Alstom por 10,300 mdd que se completó el año pasado.

Sin embargo, esos ingresos cayeron, sobre todo, por el momento de las entregas de gas y turbinas eólicas para generación de energía, dijo Bornstein, y para el año completo GE está en camino de un crecimiento de ventas de alrededor de 2%.

Los pedidos de GE cayeron 2% en el segundo trimestre en comparación con el mismo periodo de 2015, a 26,600 mdd, pero el total de la cartera de pedidos aumentó 17% para llegar a 320,000 mdd durante el año, y pudo subir hasta 6% incluso sin el acuerdo de Alstom.

La división de GE que suministra equipo y servicios para la industria de gas y petróleo, que se construyó a través de adquisiciones en los año previos al desplome del precio del crudo que comenzó en 2014, registró una caída de 48% en sus utilidades, para llegar a 320 mdd.

Los dos proveedores de servicios petroleros más grandes del mundo, Schlumberger y Halliburton, sugirieron esta semana que ya pasó lo peor para la industria de energía, pero Bornstein dijo que para GE las expectativas de recuperación son “muy modestas”.

"Creo que con un precio de 45 dólares por barril de petróleo, es bastante modesto. No esperamos tener repentinamente un gran incremento en la demanda con estos precios de las materias primas”, explicó Bornstein.

La otra división particularmente débil de GE fue la de equipo de transporte, cuyas utilidades cayeron 18% para llegar a 273 mdd, ya que le afectó el fuerte descenso en el tráfico ferroviario.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.