• Regístrate
Estás leyendo: El escándalo de FIFA aterriza en Suiza
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 11:34 Hoy

El escándalo de FIFA aterriza en Suiza

El comité de auditoría de la FIFA afirma que, de encontrarse evidenciade compra de votos, las sedes de la Copa del Mundo de Rusia y Qatar podrían reasignarse.

Publicidad
Publicidad

La investigación sobre las pujas para organizar la Copa del Mundo en Rusia y Qatar aceleró el paso después de que la fiscalía suiza dijo que encontraron más de 100 transacciones bancarias sospechosas y la FIFA reveló que sospechaba que un grupo de funcionarios de futbol rompieron su código de ética durante el proceso de licitación.

Michael Lauber, el fiscal general de Suiza, dijo que en un inicio su equipo investiga 104 transacciones bancarias después de analizar la información de computadoras que se tomaron de la sede de la FIFA en Zurich.

Agregó que los bancos suizos también presentaron 53 informes de actividad sospechos abajo las reglas contra el lavado de dinero, algunas de las cuales coinciden con los casos que se descubrieron en los archivos de las computadoras.

Es la primera vez que los fiscales hablaron con los medios desde que en noviembre pasado empezaron la investigación sobre las transacciones financieras de la FIFA.

La investigación, que comenzó por solicitud de la misma FIFA, se refiere a la licitación de las Copas del Mundo de 2018 y 2022, que se otorgaron a Rusia y Qatar respectivamente. La decisión de otorgar el torneo a Qatar, un país con poca tradición futbolística y donde las temperaturas de verano superan los 50˚C, fue particularmente polémica.

Lauber dijo que tiene el poder de mover la investigación más allá de los propios informes internos de la FIFA y que no teme a los “daños colaterales” para Rusia o Qatar. “Tengo las medidas coercitivas y soy independiente”, dijo. La investigación “puede ir a cualquier lado”.

Mientras tanto, Cornel Borbély, director de investigaciones del comité de ética de la FIFA, dijo que la organización abrió “varios procedimientos sobre funcionarios de futbol. Si surge nueva evidencia, el comité de investigación va a ampliar al grupo de sospechosos”, dijo Brobély. Agregó que la FIFA nodará a conocer quién está bajo investigación o cuántos sospechosos son.

La semana pasada, Domenico Scala, director del comité de auditoría y cumplimiento de la FIFA, dijo que si surgía evidencia de que Rusia y Qatar compraron los votos para ser sedes de la Copa del Mundo, se podrían revocar los torneos y reasignar.

Lauber dijo que tomará un tiempo considerable juntar la evidencia recolectada hasta el momento. “El futbol tendrá que ser paciente”, dijo y agregó que la investigación puede tomar meses o años.

No queda claro si los informes de lavado de dinero son históricos o los bancos suizos los hicieron recientemente. El año pasado, la oficina de reportes de lavado de dinero de Suiza registró activos sospechosos por casi 3 mil millones de francos suizos (3 mil 240 millones de dólares) después de que los bancos enviaron mil 411 reportes de actividad sospechosa.

Las autoridades estadounidenses también investigan a la FIFA, quienes acusaron a funcionarios de aceptar sobornos por 150 millones de dólares. El FBI y el Servicio de Rentas Internas (IRS) acusaron a nueve funcionarios de la FIFA y a cinco ejecutivos deportivos.

En 2012 Lauber se convirtió en fiscal general de Suiza. Antes de eso, fue director de la unidad contra el crimen organizado de la policía y un experto en lavado de dinero. Sus funcionarios visitaron la sede de la FIFA en dos ocasiones, primero pasaron un día en la recolección de información de las computadoras y después regresaron para revisar las computadoras en las oficinas de ejecutivos como Sepp Blatter, el presidente de la FIFA, y Jérome Valcke, el secretario general.

“Todas las personas relevantes serán interrogadas”, dijo Lauber. “Eso no excluye al presidente ni al secretario general de la FIFA”.

Lauber dijo que su investigación, a diferencia de la de Estados Unidos que lleva cinco años aproximadamente, sólo lleva unos meses y su equipo tiene que examinar una enorme cantidad de datos: nueve terabytes, sólo un terabyte menos que el tamaño de todo el material impreso en la Biblioteca del Congreso de EU.

Julius Baer, el tercer banco suizo más grande que cotiza en bolsa, dijo ayer que abrió una investigación interna en relación con la FIFA. Fue uno de varios bancos que se mencionaronen los documentos que se relacionan con las acusaciones que presentó el Departamento de Justicia de EU en mayo contra personas de alto nivel de la FIFA.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.