• Regístrate
Estás leyendo: El enigma de la moneda de China, que busca ascender
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 05:31 Hoy

El enigma de la moneda de China, que busca ascender

Eswar Prasad muestra la importancia que tiene una moneda de reserva y por qué el gigante asiático, a pesar de sus debilidades estructurales, empuja una mayor influencia del yuan en el mundo.

Publicidad
Publicidad

Henny Sender

Cuando Lehman Brothers se desmoronó en septiembre de 2008 y sacudió el sistema financiero de Estados Unidos hasta sus fundamentos, el dólar en realidad se fortaleció. Este es el privilegio que se le confiere a la moneda de reserva y refugio más importante a escala mundial. Si algún día el yuan logrará alcanzar ese estatus es lo que Eswar Prasad se propone examinar en Gaining Currency, una pieza complementaria de su estudio de 2014 The Dollar Trap (La trampa del dólar).

Prasad, profesor de la Universidad de Cornell y titular de una presidencia en economía internacional en el Brookings Institution, muestra lo importantes que son las ventajas de ese tipo de condición, y cuánto ansía Pekín reclamarlas. Sin embargo no ve muchas señales de que China se embarque en la liberalización necesaria para que esto suceda. Su cautelosa conclusión es que si bien el yuan logró un notable progreso, “está lejos de garantizar que continuará con la misma trayectoria impresionante”.

Sin embargo, el interés de su estudio recae menos en la conclusión que en la descripción que hace del contexto político y financiero del ascenso del yuan. Por ejemplo, describe las sanciones que se impusieron a Rusia a raíz de la acción militar en Ucrania y la toma de Crimea en 2014, que sacó a todo el país de los mercados financieros occidentales. Los turistas rusos en el extranjero no podían usar sus tarjetas de crédito, ya que los sistemas de pagos estaban en manos occidentales. Prasad señala que fue una poderosa demostración de la “ventaja que ganan EU y otras economías occidentales al tener el control de los puntos de asfixia en las finanzas internacionales”, así como un golpe al gobierno de Rusia.

Motivaciones

Parte de la razón por la que Pekín quiere ver que el yuan tenga un papel más dominante en las finanzas internacionales es precisamente para tener más control de su propio destino, incluso si esto llega a inquietar por la volatilidad que podría acompañar el uso generalizado del yuan.

Si Prasad hubiera escrito su libro hace 18 meses, podría ser mucho más positivo sobre China. En la primavera de 2015, el Fondo Monetario Internacional dijo que el yuan tenía una valoración justa, después de muchos años de críticas de EU de que los chinos manipulaban la moneda, que mantenían el tipo de cambio artificialmente bajo para respaldar las políticas depredadoras de exportación. En noviembre de ese año, el FMI anunció que a partir del 1 de octubre de 2016 se incluiría al yuan en su canasta de derechos especiales de giro, una victoria simbólica para Pekín.

Sin embargo, para el momento del anuncio, ya se acumulaban los temores de que China se convertiría en una fuente de inestabilidad. A partir del verano de 2015, el mercado de valores se desplomó, aumentaron las fugas de capitales y el tipo de cambio comenzó a descender. En los últimos meses del año, el Banco Popular de China tuvo que gastar 415 mil millones de dólares para apoyar al yuan.

Prasad cree que sin una reforma política, sin una reestructuración económica y sin un sistema financiero más robusto, China tendrá dificultades para lograr alcanzar las ambiciones que tiene para su moneda.

Pero eso no significa que el autor apoya las alarmantes predicciones de muchos de sus colegas sobre el gigante asiático. De hecho, en uno de los capítulos más interesantes, Prasad demuestra cómo China aún puede crear una red alternativa de instituciones financieras multilaterales, como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura.

Lo único con lo que no especula Prasad es si los acontecimientos políticos en Estados Unidos pueden provocar que el dólar pierda su condición de refugio, y todos los beneficios que la acompañan. En lugar de dos refugios financieros, tal vez pronto no exista ni uno.

TESIS

Prasad cree que sin una reforma política y una reestructuración económica, China no podrá alcanzar las metas para su moneda.

LOGRO

En noviembre de 2015, el FMI anunció que a partir del 1 de octubre de 2016 incluiría al yuan en su canasta de derechos especiales de giro.

FUERZA

China puede crear una red alternativa de instituciones financieras multilaterales, como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.