• Regístrate
Estás leyendo: El emprendedor de los múltiples rostros
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 12:53 Hoy

El emprendedor de los múltiples rostros

Pablo González es conocido por ser uno de los creadores de Sr. Pago, pero sus tentáculos comerciales van mucho más allá y llegan hasta las bebidas etílicas.

Publicidad
Publicidad

Alexis Hernández

En la mitología romana el dios Jano es representado con dos caras que ven hacia lados opuestos; se cuenta que simultáneamente mira a Oriente y Occidente para equilibrar el cosmos. Hoy, mujeres y hombres de negocios necesitan esta virtud para atender proyectos de distinta naturaleza. Esto pasa con Pablo González, emprendedor que platica de sus inversiones más allá de Sr. Pago, su firma insignia.

“Básicamente los negocios son como el casino, tienes números, fichas y posibilidades; ves en dónde las acomodas, apuestas y en una de esas le atinas. Es un volado; de 10 quizá salen bien dos”, cuenta el joven empresario desde su oficina con decorados y luces color verde brillante.

Su listado de proyectos es diverso: para alimentos saludables creó Raw Foodie; es vicepresidente de Park Royal Hotels & Resorts; en entretenimiento, promueve artes visuales con el proyecto Mayan Warrior, e incluso en bebidas etílicas es cofundador del tequila Alacrán. Y por supuesto, en sistemas de trasferencia de dinero tiene a Sr. Pago. Además, comparte que en las fintech —empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros— ve su próximo plan de emprendimiento.

“Nos enseñan que tenemos vocación para una sola cosa, pero pienso que nuestro talento puede aplicarse en diferentes áreas. Mi fuerte es vender un producto y el marketing se aplica para todo, eso es lo que aporto a los negocios en los que invierto, aunque no en todos participo”, comenta en charla con MILENIO.

González llega a su oficina, platica con sus empleados, habla sobre los pendientes con su asistente y luego entabla diálogo con un reportero; sumado a esto, supervisa los diferentes proyectos en los que apostó y que están en desarrollo. ¿Cómo visualizar tantas cosas a la vez?

“Creo que es un músculo que tenemos todos para cambiar de casete. Es el famoso multitasking, cada vez nos entrenamos más. El cerebro se acostumbra a atender y dividir ideas. Antes me costaba trabajo pensar en comida y en todo lo que conlleva y luego hablar de pagos. Sí, al principio duele la cabeza”. señala.

El tono blancuzco de su cabello no desvirtúa su corta edad para los negocios: tiene solo 39 años. Inició a temprana edad con una empresa de sonido y entretenimiento: “poníamos música popular en las fiestas de nuestros amigos o de los conocidos”. Vendió esa compañía. Junto a unos amigos abrió su primera agencia de marketing, luego fundó EXA radio y televisión. Decidió crear otra compañía de publicidad, ahí gestionó marcas y productos como Coca-Cola y continuó en las filas de los medios de comunicación.

La plática con él es fluida, pero se detiene en un tema, divaga un poco y luego da un salto a otro. “Mis defectos son muchos, pero soy el más despistado y distraído”, confiesa. Al preguntar por sus virtudes recuerda a sus padres, la comunicadora Gabriela Vargas y el empresario Pablo González Carbonell.

“Mi mamá es una máquina de trabajo, la persistencia y disciplina lo aprendí de ella. En cambio, mi papá ha quebrado tres veces, pero tiene la sabiduría para pensar proyectos a largo plazo y sus consecuencias, tiene un espectro de largo alcance, y eso fue lo que me enseñó”, relata.

Previo al encuentro, su agente de relaciones públicas comentó que Pablo es delgado por sus hábitos alimenticios, lo que contrasta con su vasto apetito para los negocios. Ya le echa un giño a las fintech, para las cuales, por cierto, se acerca la regulación.

“En fintech y dinero electrónico va a ser una locura en los próximos cinco años, el gobierno está tratando de regular qué sí se puede y qué no, pero no va a haber manos, ni ojos, ni capacidad humana que lo regule. Ese es el siguiente tema que me entusiasma, nada más el puro concepto bitcoin, de una moneda que no pertenece a ningún país, ¿cómo regulas eso?”.

Para los interesados, González revela que para que él invierta en un proyecto debe existir un móvil principal: la persona. “Sí tiene que ver mucho la idea y la época, pero más allá de eso me fijo en la persona que ejecuta la idea. Inversionistas grandes y chicos lo hacen. Si veo que tiene chispa, energía y emoción, apuesto. Tomo la combinación de las tres para invertir”.

Insignia

La empresa que lo caracteriza es Sr. Pago, firma de tecnología financiera que ofrece la posibilidad de que cualquier persona pueda aceptar pagos con tarjeta.

Variedad

Su alcance va más lejos, tiene negocios en los segmentos de alimentos, bebidas, turismo, comunicaciones y arte .

Foco

González no esconde que en este momento se encuentra entusiasmado con las fintech, y asegura que ninguna ley podrá detenerlas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.