Poner al ejército en las calles, mala decisión: empresarios turísticos

Después de 10 años se ha demostrado que no se ha controlado la inseguridad, el crimen organizado y la delincuencia, sino por el contrario, señaló el Consejo Nacional Empresarial Turístico. 
Cruz Juvenal Roa Sánchez dijo que la presencia del Ejército sí inhibe los delitos.
Para los empresarios del sector turístico, fue una mala decisión llevar al ejército a las calles. (Tania Contreras)

Ciudad de México

De acuerdo con Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), sacar al ejército a las calles ha sido una mala decisión, ya que después de 10 años se ha demostrado que no se ha controlado la inseguridad, el crimen organizado y la delincuencia, por el contrario, dijo, ha hecho que los mexicanos se vuelvan más complacientes a la mediocridad y a que se resuelva el problema de raíz.

El también presidente de Grupo Posadas dijo que, lamentablemente, sacar al ejército de las calles es una decisión que no se puede tomar de un día para otro, pero hay que hacerlo paulatinamente, pero no se puede pensar que las fuerzas armadas están para hacer funciones que no le corresponden.

“En México debemos cuestionar la guerra contra el narcotráfico, e insisto, verlo como un problema de salud o educación, y debemos involucrar a la sociedad a que presionen a sus gobernadores para que tengan una policía más competente. Que se tenga comunicación entre las policías, que vaya de la mano con la información que se genera y que se empiece a controlar el tema de la corrupción de una manera más eficiente”, señaló.

Indicó que desgraciadamente los encargados de velar por la seguridad son muchas veces “los que nos atacan”.

“En mi opinión, que no es del CNET, México debe evolucionar hacia un tratamiento diferente de las drogas, más que legalizarla en toda el país, que se haga de acuerdo a las poblaciones, de acuerdo a ciertos estados como en EU”.

Explicó que el ejercicio que se realiza en el país vecino está funcionando bien, porque está desinflando el negocio de la droga y obliga a la gente a que no se quede paciente a que alguien más resuelva el problema.

“Si en California ya se legalizó la mariguana, qué está esperando Baja California. No se va a erradicar el problema pero si disminuirá la inseguridad porque dejará de ser interesante como negocio la venta de droga”.

Azcárraga dijo que es necesario tener una discusión abierta en el país y mirar ejemplos que ya existen como en EU. “Tienen los mismos problemas que nosotros como consumo y distribución pero no salen a matar a los líderes de los cárteles arbitrariamente provocando guerrillas y permiten que la sociedad elija”.

Añadió que el problema siempre existirá pero, dijo, hay que buscar la forma de vivir con el menor impacto; dijo que el turismo es muy sensible a la inseguridad y su percepción, por lo que México debe proyectar una imagen más acorde a los que pasa en otros países.

CPR