“No busco echar al director”, reitera el presidente de VW

La lucha por el liderazgo en la segunda mayor vendedora de autos del mundo lleva dos semanas y aún no esta claro si los funcionarios mantendrán una postura conciliadora.
Martin Winterkorn y Ferdinand Piëch, enfrentados.
Martin Winterkorn y Ferdinand Piëch, enfrentados. (Odd Andersen/AFP)

Frankfurt

El presidente de Volkswagen, Ferdinand Piëch, rompió ayer el silencio sobre la crisis de liderazgo en el fabricante alemán de automóviles e insistió en que no intenta echar al director ejecutivo, Martin Winterkorn

“Winterkorn y yo hablamos la semana pasada y acordamos seguir con la cooperación”, dijo a Spiegel Online. “No presiono para su remoción”.

Un funcionario de la oficina de Piëch en Austria confirmó los comentarios, pero no quiso dar más detalles.

El presidente dejó en claro su posición después de que la agencia de prensa alemana DPA y la emisora NDR informaron que Piëch intentará nuevamente echar a Winterkorn antes de la reunión general anual de VW del 5 de mayo.

Su declaración marca un cese al fuego en una lucha por el liderazgo que lleva casi dos semanas y desestabilizó al segundo mayor vendedor de automóviles en el mundo.

Piëch no hizo declaraciones públicas desde que se desencadenó la lucha de poder al decir a la misma publicación que estaba “distanciado de Winterkorn”.

Miembros clave del consejo de supervisión de VW —los trabajadores, el estado de Baja Sajonia y Wolfgang Porsche, presidente de Porsche— indicaron su apoyo a Winterkorn, lo que dejó aparentemente aislado a Piëch.

Las familias Piëch y Porsche en conjunto poseen 51 por ciento de las acciones con derecho a voto de VW, y Baja Sajonia es otro gran accionista con una participación de 20 por ciento.

Los altos directivos de VW se reunieron la semana pasada en Salzburgo, a solicitud de Piëch,, y posteriormente emitieron un comunicado en el que declararon que Winterkorn es el mejor director ejecutivo posible de Volkswagen.

El comité directivo de seis miembros propuso una extensión de contrato para Winterkorn que vaya más allá de 2016, pero no dijeron si la decisión fue unánime.

Esto llevó a la especulación de que Winterkorn, de 67 años, ganó la batalla con Piëch, de 78 años, pero no necesariamente la guerra. A pesar de que el presidente y el director ejecutivo acordaron cooperar, la reunión general anual de la compañía todavía puede resultar incómoda para los dos ejecutivos, ya que deben compartir el mismo escenario.

La disputa puso al descubierto áreas problemáticas en VW, que incluyen su mal desempeño en EU y los bajos márgenes de utilidad en la marca central de coches de pasajeros.

VW dijo que no tiene nada más que agregar sobre la decisión del comité de dirección de la semana pasada.