Con e-Commerce, chinos ganan hasta 500 mil pesos al mes

Para conectarse gratis a la web usan incubadoras de emprendedores creadas por el Partido Comunista y el gobierno les condona seis meses de impuestos.
Una de las tiendas del mercado de productos pequeños más grande del mundo, en Yiwu, China.
Una de las tiendas del mercado de productos pequeños más grande del mundo, en Yiwu, China. (Stephanie Ochoa)

Yiwu

Con una inversión máxima de 27 mil pesos anuales en un departamento, los jóvenes chinos atraídos por los negocios online se mudan a una de las 780 aldeas de e-Commerce (comercio electrónico) en las provincias, desde donde venden productos que les dejan ganancias hasta de 500 mil pesos mensuales.

Sus únicas herramientas son una computadora y acceso a internet, el que obtienen gratis en las incubadoras de emprendedores impulsadas por el Partido Comunista de China.

La estrategia

La clave está en que esas aldeas —grandes colonias repletas de pequeños empresarios— se localizan en lugares estratégicos donde tienen acceso a proveedores de productos de bajo costo, como la aldea Qingyanliu, en la ciudad de Yiwu, Zhejiang, donde hay más de 3 mil empresas y el mercado de artículos pequeños más grande del mundo.

En 2007 Qingyanliu comenzó a crecer, considerada por el primer ministro Li Keqiang como la número 1 de comercio electrónico. Hasta ahí llegan miles de jóvenes que pueden comercializar sin el pago de impuestos durante seis meses, tiempo suficiente para poderse formalizar.

El vicedirector de la oficina de asuntos extranjeros y de ultramar de Yiwu, Wang Liegang, informó que en 2015 el e-Commerce  representó 23 mil millones de dólares y que cada año envían un millón 600 mil paquetes en China y 900 mil a otros países. 

Solo en la provincia de Zhejiang hay 280 aldeas Taobao, denominadas así por utilizar la plataforma web que lleva ese nombre y que es propiedad del gigante de internet Alibaba. Le sigue Guangdong con 157 y Jiangsu con 127, según un informe de AliResearch.

En Qingyanliu hay cuatro incubadoras —en cada una caben alrededor de 30 personas—, donde además del internet gratis les prestan computadoras.

A tan solo unos minutos de Qingyanliu los jóvenes pueden llegar al mercado de productos pequeños más grande del mundo en Yiwu para surtir sus pedidos y guardar el excedente en las bodegas de los primeros pisos de sus edificios.

Tras un primer encuentro entre mediador y proveedor, los siguientes pedidos pueden hacerse electrónicamente con el apoyo de la plataforma de mensajería WeChat.

Impulso de economía

De acuerdo con el Informe Sobre el Desarrollo Mundial 2016, del Banco Mundial, un tercio de los propietarios de estas pequeñas empresas son mujeres y estas aldeas, “han elevado los ingresos de las zonas rurales y aumentado la eficiencia en las compras”.

Los artículos son principalmente ropa y le siguen otros accesorios como productos de iluminación, artículos de oficina, productos para el hogar, souvenirs, relojes y juguetes, entre otras cosas.   

Desde Yiwu se exporta una cuarta parte de los juguetes del mundo; también se vende 60 por ciento de las decoraciones navideñas. Otros emprendedores realizan diseños propios y abren tiendas de muestra para que los compradores revisen la calidad.

Quienes crecen en este mercado tan competitivo logran rentar edificios completos y dedicar algunas plantas a la recepción de pedidos y atención a clientes vía electrónica, donde hay más jóvenes chinos que dominan el idioma inglés y hacen aclaraciones por productos dañados, peticiones especiales o negocian el precio de manera virtual con los mayoristas.

Las plataformas que emplean para ofrecer los productos son Aliexpress, Amazon, Wish, JD, Tmall, Dgate, y Tobao. Este último es del gigante chino que nació en la provincia de Zhejiang, donde el 11 de noviembre celebran el Alibaba’s Day, una jornada de ofertas que rebasa por mucho al Black Friday estadunidense.

El e-Commerce, impulsado por el desarrollo de la tecnología, ya forma parte importante de la economía de algunas provincias en China, donde la población joven ha encontrado una oportunidad de enriquecerse sin la necesidad de tener gran capital de inversión..