• Regístrate
Estás leyendo: Drones, nuevo “juguete” del sector asegurador
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 11:20 Hoy

Drones, nuevo “juguete” del sector asegurador

Pese al creciente uso de estos dispositivos, tanto en México como a nivel mundial, aún hay pocos productos especializados para protegerlos o resarcir los daños tras un accidente.

1 / 2
Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

Braulio Carbajal

Los primeros drones que vio la humanidad eran globos aerostáticos que sobrevolaban el cielo de Estados Unidos durante su Guerra Civil, iniciada en 1861. Un siglo y medio después, con la tecnología como su mejor carta de presentación, una nueva versión de estos artefactos aéreos, que se reproducen de manera acelerada, apunta a ser el nuevo juguete con el que en México y en todo el mundo eleve de manera importante las ventas de pólizas de seguros.

Los drones, también conocidos como vehículos aéreos no tripulados (UAV's), son una industria en nacimiento y no ofrece cifras concretas localmente; sin embargo, la reaseguradora Swiss Re estima que el gasto anual en drones militares y comerciales llegará a 11 mil 600 millones de dólares en 2023, solo en Estados Unidos.

En entrevista, Richard Schneider, director general de Swiss Re México, destacó que el número de drones en todo el mundo aumenta de manera exponencial cada año, por lo que el sector asegurador mexicano tiene en puerta una oportunidad histórica para comenzar a desarrollar una serie de coberturas especiales que les permita entrar de lleno al mercado, aprovechar el potencial y robustecer su presencia entre la población mexicana.

"Definitivamente la industria aseguradora podría crecer a ritmos importantes al explotar de manera adecuada este nuevo negocio", apuntó el directivo.

En México, los seguros para drones aún no despegan, aunque algunas firmas, como AIG y HDI, ofrecen coberturas especiales, con montos muy variables que pueden ir de 3 mil a 11 mil pesos, pero según especialistas, aún no son muy claras en cuanto a sus limitantes.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Al respecto, José Luis González, fundador de la empresa Aseguratudrone.com, destacó que hasta el momento las instituciones que aseguran a estos vehículos autónomos no tripulados son las mismas que se enfocan al segmento de pólizas de daños de responsabilidad civil en equipo y maquinaria pesada, debido a que la industria aún no comprende completamente todas las implicaciones que trae consigo operar un artefacto de esa categoría.

En tanto, para Schneider el surgimiento de esos vehículos representa retos y oportunidades para las compañías aseguradoras, dado que por un lado deben pensar en cómo salvaguardar el artefacto, y por otro en cómo proteger los balances financieros de los propietarios.

"Es un riesgo que tal vez merezca la pena asumir, pero siempre hay que ver que los suscriptores tengan muy claro cómo se emplean los drones y las posibles consecuencias de su uso", apuntó el especialista.

Crecimiento exponencial

Según la Association for Unmanned Vehicle Systems Internationall, en los siguientes tres años la integración exitosa de aviones no tripulados en el espacio aéreo estadunidense producirá un beneficio económico, solo en la unión americana, de más de 13.6 mil millones de dólares, además de generar 70 mil puestos de trabajo, mientras que para 2025 la derrama económica podría superar los 82 mil millones de dólares.

Para el director general de Swiss Re México, el efecto de la industria de los drones será considerable en el corto plazo. No obstante, el directivo reconoció que en nuestro país las compañías aseguradoras aún no están listas para enfrentar la demanda de este nuevo segmento, pero trabajan para estarlo lo más pronto posible.

"En México no se ha abordado de manera tan activa, pero las aseguradoras están trabajando; obviamente no están tan avanzadas como en EU, donde van más rápido, aunque no hay datos concretos aún. Nosotros estamos aquí para eso, Swiss Re tiene presencia internacional, podemos ofrecer nuestra experiencia en el tema y ayudar a desarrollar el mercado en México de una manera más acelerada", comentó.

De acuerdo con el especialista, una manera de desarrollar la cobertura para drones es mediante un seguro obligatorio, como se ha establecido para los autos, medida que es fac dado que se ha confirmado que el mercado de vehículos terrestres ha ayudado a muchas naciones a aumentar la penetración del seguro entre su población, lo que automáticamente los convierte en países más protegidos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el segmento de pólizas para autos tuvo un crecimiento de 8.9 por ciento en el primer semestre del año, que podría detonarse en 2016 con el seguro obligatorio estipulado en el nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal.

Impulso reglamentario

Ante el creciente uso de aeronaves no tripuladas, el pasado 8 de abril la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) emitió una serie de disposiciones para regular su uso en territorio nacional, donde específica que los drones que sean usados para realizar actividades comerciales, tienen la obligación de contar con un seguro que cubra mínimo daños a terceros, además de dar ciertas recomendaciones, dependiendo el peso del artefacto.

Richard Schneider considera que se trata de una regulación mejor que la de Brasil, pero mucho más laxa que la de Estados Unidos o la Unión Europea, por lo que es necesario que las autoridades la hagan más robusta, sobre todo en los temas del peso, y dejar en claro cuáles son las sanciones para la persona que opere uno de esos aparatos sin apegarse a las leyes.

En este sentido, José Luis González señaló que un dron es menos peligroso que una maquinaria pesada, pues incluso los de uso recreativo son muy ligeros y es más difícil que puedan provocar un daño,

"Los drones que pesan menos de dos kilogramos no representa riesgos para las personas; sin embargo, no sucede lo mismo con los utilizados para seguridad y monitoreo en diferentes industrias, ya que llegan a superar los 20 kilogramos", comentó.

Los especialistas coincidieron en que los principales daños a terceros que puede causar un dron es desplomarse sobre una persona y causarle graves daños; caer en un auto o una casa e inclusive estrellarse contra un avión o un helicóptero, por lo que es necesario que el propietario cuente con una póliza de seguro para hacer frente a las complicaciones sin mayores inconvenientes.

Sobre lo último, el director de Swiss Re aseguró que desde hace tiempo los pilotos de aviones han reportado a sus bases un incremento considerable en el número de drones que se cruzan en su ruta, y con algunos inclusive se han estrellado.

González indicó que en México la firma que encabeza es pionera en seguros para drones, los cuales son muy solicitados, dado que cuentan con una cobertura de responsabilidad civil.

"Fuimos de los primeros en especializarnos en esos seguros, hay más empresas que ya los ofrecían, pero no existía como un producto, solo eran soluciones personalizadas, más hechas a la medida, lo que hicimos fue algo específico", apuntó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.