¿Qué le espera a México después del triunfo de Trump?

La pérdida de casi 13 por ciento que acumula el peso, en tres días a partir de que Trump ganó, es sólo parte de lo que se anticipa para la economía y política nacional.
El candidato republicano, Donald Trump, durante su visita en México.
El candidato republicano, Donald Trump, durante su visita en México. (AFP)

Ciudad de México

Un crecimiento de apenas 1.0 por ciento en 2017, el posible incremento de la tasa de interés de referencia del Banco de México Banco de México (entre 100 a 200 puntos básicos, en su reunión de la próxima semana, así como presiones políticas para el PRI en las elecciones de 2018, son sólo algunas de las consecuencias para nuestro país que anticipa el mayor fondo de inversión a nivel mundial, BlackRock, luego del triunfo de Donald Trump.

TE RECOMENDAMOS: ¿Por qué los discursos de Trump afectan la economía?

La pérdida de casi 13 por ciento que acumula el peso, en tres días a partir de que Trump ganó, es sólo parte de lo que se anticipa como un periodo oscuro para la economía nacional.

¿Qué podemos esperar?

De acuerdo con Axel Christensen, director de Estrategias de Inversión para América Latina de BlackRock, el Banco de México (Banxico)  ha abierto la puerta para incrementar las tasas (entre 100 a 200 puntos básicos) en su reunión de la próxima semana, desde el nivel actual de 4.75 por ciento, sumando al incremento de 175 puntos básicos de los últimos 12 meses.

Señala que si bien la economía mexicana está en una mejor condición que en la crisis de 1994-1995, y, “por lo tanto, vemos una baja probabilidad de una crisis en la balanza de pagos”.

“Con las reservas internacionales en niveles cerca de los 180 mil millones de dólares, así como una línea de crédito disponible de 85 mil millones de dólares por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), vemos buenas posibilidades para contener la subida del peso mexicano, aunque a un nivel más alto que el actual, de 20 pesos por dólar”, señaló.

Sin embargo, dice, estos esfuerzos tendrán un costo. “Prevemos que el incremento en las tasas y las medidas adicionales de austeridad fiscal impactarán al crecimiento económico hacia 2017. Los flujos de dólares estadounidenses hacia México, provenientes de los mexicanos viviendo en Estados Unidos, podrían aliviar de manera parcial un declive en el consumo, sin embargo prevemos que el crecimiento del PIB podría bajar a 1.0 por ciento, desde el actual 2.0 por ciento”.

Para Christensen, las consecuencias a más largo plazo derivadas de la elección en Estados Unidos dependerán de los detalles que la administración de Trump dé en torno a la política comercial, como el incremento de aranceles para productos manufacturados en México por compañías estadounidenses.

“La devaluación del peso mexicano podría mitigar de manera parcial cualquier impacto negativo, y México podría ser presionado para diversificar sus exportaciones hacia otros destinos”.

Pero los costos podrían ser también de índole político, lo que a su vez podría presionar a las reformas estructurales impulsadas por la administración de Enrique Peña Nieto. “Controles de inmigración más estrictos por parte de Estados Unidos – incluyendo los planes establecidos para construir un muro en la frontera con México – podrían derivar en un retroceso populista/nacionalista que podría dominar la elección presidencial de 2018 en México. Desde nuestra perspectiva, esto podría poner la agenda de reformas estructurales de la actual administración en riesgo”.

MCM