Yellen, un obstáculo para el plan económico de Trump

Los asesores del presidente electo prevén que se buscará un menor impacto de la política monetaria de la Fed para priorizar la política fiscal y las inversiones en infraestructura.
Janet Yellen es la primera mujer en presidir la Fed. Asumió en 2014 y no puede ser removida por el presidente.
Janet Yellen es la primera mujer en presidir la Fed. Asumió en 2014 y no puede ser removida por el presidente. (Pablo Martínez Monsiváis/AP)

Nueva York

La elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos desatará un cambio que se aleje de la política monetaria hacia medidas fiscales en los próximos meses, dijeron al Financial Times algunos de sus asesores clave.

En especial, algunos miembros de su equipo de asesores económicos están convencidos de que los bancos centrales, como la Reserva Federal de EU, agotaron el uso de las políticas monetarias ultraflexibles. En su lugar, en los próximos meses esperan anunciar una ola de nuevas medidas como gasto en infraestructura, reforma fiscal y desregulaciones para impulsar el crecimiento y combatir años de estancamiento económico.

La retórica de la campaña de Trump generó preocupación sobre el futuro de Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal de EU, quien durante la campaña enfrentó niveles de críticas sin precedentes por parte de un candidato.

Horas después de que el republicano sorprendió a los mercados mundiales en todo el planeta al derrotar a Hillary Clinton, Judy Shelton, miembro del equipo de asesores de Trump, dijo al Financial Times que el banco central de EU creó una “falsa economía”. Reiteró que Trump quiere ver alguien al mando de la Fed cuya forma de pensar esté más acorde a la suya.

Thomas Barrack, jefe de Colony Capital, y asesor de Trump, buscó apaciguar los temores en los mercados de que Trump actuaría precipitadamente en la política de la Fed, y señaló que el presidente Trump será un hombre diferente al “candidato Trump”.

Sin embargo, Barrack señaló que era tiempo para un cambio en la mezcla de políticas, e hizo eco de una opinión generalizada entre los asesores de Trump. “Se necesita un cambio, algo más que la intervención del banco central para lograr el crecimiento”.

Anthony Scaramucci, gestor de fondos de cobertura y asesor de Trump, dijo: “Definitivamente creo que cambiaremos de la política monetaria hacia una política fiscal, la mayoría de la comunidad de los bancos centrales piden otras patas del taburete”.

La victoria de Trump generará nueva incertidumbre sobre la política de la Fed después de que el banco central señaló sobre un alza inminente en diciembre. Algunos economistas afirmaron el miércoles que la Fed bien puede seguir adelante con un movimiento de un cuarto de punto en ausencia de una reacción violenta del mercado por las elecciones.

El término de Yellen no termina hasta 2018, pero la elección del hombre que la criticó tanto durante la campaña desencadenó las especulaciones sobre su futuro.

Trump afirmó que Yellen actuaba bajo las órdenes de la administración Obama al dejar las tasas bajas. Sin embargo, no puede despedir a un presidente de la Fed y no se espera que salga antes del final de su periodo. Sin embargo, Trump tal vez tenga la oportunidad de influir mediante movimientos para llenar dos vacantes en la Junta de la Reserva Federal en 2017.

Shelton sugirió que las críticas hacia la Fed formaron parte de un replanteamiento más amplio de políticas en todo el mundo occidental, y señaló que la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, declaró recientemente que las tasas ultrabajas tuvieron efectos secundarios negativos en la política monetaria y dijo que “si quieres una economía que funcione para todo el mundo tienes que reevaluar la forma como se conduce, se impone y se implementa la política monetaria a través de la economía, y si trata o no a las personas de forma diferente, y si eso va de acuerdo con tus valores constitucionales”.

No ofreció detalles sobre el tipo de reformas que buscará Trump, pero Shelton es economista y codirectora de Sound Money Project, que hace campaña para una política monetaria más dura desde hace mucho tiempo.

“Un punto importante de su campaña fue que cree que la intervención de la Fed y la alargada política monetaria acomodativa creó una falsa economía. Se castiga a la gente que trabaja toda su vida con estas tasas bajas”, dijo Shelton.

Barrack insistió en que Trump se moverá “muy lentamente” cuando llegue a los cambios del banco central y le permitirá a los responsables de las políticas ser independientes en su toma decisiones, porque el presidente electo entiende que se trata de un “lugar delicado y peligroso para estar”.

Barrack dijo: “Lo que han visto hasta el momento es al candidato Trump. A lo que reaccionan negativamente los mercados internacionales es a la idea de que el candidato Trump será poco fiable y espontáneo. Pero lo que vieron en su discurso de aceptación es el cambio del candidato Trump al presidente Trump, lo vieron reflexivo, tranquilo, conciliatorio y predecible”.

Sin embargo, señaló la idea de que ahora se necesita algo más que una intervención del banco central para tomar el control como motor de la economía, y señaló que en su lugar trabajará en la política fiscal y el gasto en infraestructura.

La deuda pública actualmente es baja como parte del PIB en EU, dijo, y señala que las alianzas públicas privadas son una forma de atraer la inversión, como se hace en otras partes del mundo. Trump repetidamente durante la campaña argumentó que EU tenía una subinversión en carreteras y puertos y se comprometió a superar los planes de infraestructura que presentó Hillary Clinton.

PRESIÓN

Si bien Trump no puede remover a Yellen, se prevé que trate de imponer personas a modo en las dos vacantes de la Fed en 2017.

CRÍTICA

El hoy presidente electo aseguró en su campaña que la política monetaria de tasas bajas castigaba a quienes trabajaron toda su vida.

CAMBIO

El grupo de asesores del próximo presidente de EU aseguran que una vez en el poder será más reflexivo y conciliatorio que en la campaña.