Peso podría caer si Morena gana en el Edomex: sondeo

El triunfo de Delfina Gómez llevaría al peso a caer entre 1.0 y 5.0 por ciento, pues elevaría las probabilidades de que AMLO gane la Presidencia en 2018, según un sondeo de Reuters.
Delfina Gómez, candidata de Morena a la gubernatura del Edomex.
Delfina Gómez, candidata de Morena a la gubernatura del Edomex. (Especial)

Ciudad de México

El peso mexicano se depreciaría frente al dólar en caso de una victoria de Delfina Gómez, de Morena, en las elecciones para gobernador del Estado de México, un bastión clave del Partido Revolucionario Institucional (PRI), según un sondeo hecho por la agencia de noticias Reuters.

La agencia internacional consultó a 16 economistas, operadores y analistas; 14 de ellos prevén una baja para la moneda nacional que actualmente se cotiza en alrededor de 19 pesos por dólar si gana el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pues consideran que ello elevaría las probabilidades de que López Obrador resulte victorioso en las elecciones presidenciales de 2018.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué propone Delfina Gómez para el Edomex?

López Obrador es visto por algunos analistas como un riesgo por sus amenazas de revisar algunos elementos de las reformas del presidente Enrique Peña Nieto y por la posibilidad de que imponga políticas nacionalistas como lo han hecho otros países de la región.

De acuerdo con los analistas consultados, el peso se debilitaría entre 3.0 y 5.0 por ciento a niveles de casi 20 pesos por dólar, dijeron seis encuestados; cuatro consideraron que la baja sería de entre 1.0 y 3.0 por ciento a niveles de 19.50 y cuatro más anticiparon una depreciación de más de 5.0 por ciento. Sólo dos descartan algún ajuste por el resultado de los comicios.

"El Estado de México es como un laboratorio que podría dar un indicio de los resultados en 2018", dijo, uno de los participantes del sondeo.

El Estado de México, entidad que más aporta votos a nivel nacional, siempre ha sido gobernado por el PRI y una derrota en los comicios del 4 de junio sería un muy duro golpe político para Peña Nieto, que ha visto bajar sus niveles de aprobación.

MCM