Se dispara 80.5% la cartera vencida en la banca de desarrollo

El monto en morosidad sumó 6 mil 685 millones de pesos en septiembre, desde 3 mil 703 mdp en el mismo mes de 2012, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
Deterioro en préstamos a empresas, entidades públicas y gobiernos.
Deterioro en préstamos a empresas, entidades públicas y gobiernos. (Especial)

México

Como consecuencia del deterioro que han tenido los préstamos comerciales que concede la banca de desarrollo, ya sea a empresas, entidades financieras o gobiernos, su cartera vencida se disparó 80.5 por ciento en solo un año, reveló la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Según el último reporte del brazo regulador de la Secretaría de Hacienda, al último día de septiembre el saldo de los créditos con al menos 90 días de atraso fue de 6 mil 685 millones de pesos, 2 mil 982 millones más respecto a los 3 mil 703 millones de pesos que se registraron en la misma fecha de 2012.

En contraste, la cartera total de las seis entidades que componen el sector —Nacional Financiera, Banobras, Banco Nacional de Comercio Exterior, Sociedad Hipotecaria Federal, Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada y Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros— tuvo una expansión de solo 13 por ciento.

El portafolio crediticio de la también llamada banca de segundo piso avanzó desde 424 mil 863 mil millones de pesos hasta 481 mil 327 millones, con lo que su índice de morosidad —cartera vencida entre cartera total— tuvo un alza de 52 puntos base, al pasar de 0.87 a 1.39 por ciento.

Según datos de la CNBV, al cierre del noveno mes del año la cartera vencida correspondiente a los créditos comerciales que han otorgado las instituciones de desarrollo se ubicó en 6 mil 429 millones de pesos, cifra 82 por ciento superior a los 3 mil 525 registrados 12 meses antes.

En tanto, el segmento de consumo registró un alza de 36.2 por ciento, al pasar de 40 millones de pesos en septiembre de 2012 a 54 millones en mismo mes pasado, mientras que los créditos a la vivienda pasaron de 138 millones a 201 millones de pesos; es decir, se incrementó 45.9 por ciento.

Llama la atención cómo se incrementó potencialmente el saldo de créditos en cartera vencida de cada institución, dado que los datos de Nafin indican que sus préstamos morosos se multiplicaron por 10 en el transcurso de un año, puesto que en septiembre de 2012 reportó un saldo de 159 millones de pesos y para el mismo mes pasado fue de mil 736 millones.

Un caso similar es el aumento de nueve veces que reportó Bancomext a la CNBV, pues sus cifras indican que en solo 12 meses su saldo de cartera vencida se expandió de 82 millones de pesos a 771 millones, lo que equivale a un alza de más de 800 por ciento.

Por su parte, Banjercito vio cómo subió su cartera con problemas de 60 millones a 150 millones de pesos; es decir, 148 por ciento; mientras tanto, el de la SHF fue de únicamente 22 por ciento, al avanzar de 2 mil 973 millones a 3 mil 639 millones.

Finalmente, el organismo regulador que preside Jaime González Aguadé reveló que Banobras es la única institución de la banca de desarrollo que tuvo una disminución en su cartera vencida, al pasar de 428 millones a 389 millones, lo cual equivale a 9 por ciento menos.

Dentro de las estadísticas correspondientes a septiembre de 2013, Bansefi fue la única entidad —de las seis que componen el sector— que no presentó el monto total al que asciende su portafolio de crédito vencido.

De acuerdo con el reporte de la CNBV, al cierre del noveno mes del año en curso, la utilidad neta de los bancos de desarrollo sumó un total de 5 mil 14 millones de pesos, cantidad inferior en 2 mil 740 millones en comparación con los 7 mil 753 que registró en el mismo periodo de 2012.

En septiembre de 2012 el sector creó estimaciones para riesgos crediticios por un monto de 646 millones de pesos, pero para el mismo mes pasado la cifra se elevó considerablemente y alcanzó los 4 mil 394 millones de pesos; es decir, un alza de 3 mil 749 millones, que equivalen a 580 por ciento.

Al cierre de los primeros nueve meses del año, todas las instituciones obtuvieron beneficios, con excepción de la SHF, que reportó ante el organismo regulador una pérdida de mil 475 millones de pesos, cuando en igual mes del año pasado registró una ganancia de mil 38 millones de pesos.

Asimismo, las únicas dos entidades que registraron una utilidad superior a la que obtuvieron un año atrás fueron Banobras y Bansefi; la primera aumentó su cifra en mil 49 millones, para cerrar en 3 mil 236 millones y la segunda sumó 8 millones, para terminar con una ganancia de 75 millones de pesos.

En tanto, si bien Bancomext, Nafin y Banjercito reportaron al cierre del tercer trimestre del año utilidades, éstas fueron inferiores a las que tuvieron 12 meses atrás.

Bancomext ganó 828 millones de pesos y colocó su cifra en 882 millones de pesos; el beneficio de Nafin cayó en 443 millones para ubicarse en mil 479 millones y, finalmente, el de Banjercito fue menor en 13 millones y se quedó en 816 millones de pesos.

• • •

 

Con una baja de 9% Banobras es el único intermediario que logró una mejoría en el índice de morosidad.

• • •


 

Claves

Mayores riesgos

- La cartera total de crédito de la banca de desarrollo se incrementó solo 13.3 por ciento, al pasar de 424 mil millones de pesos a 481 mil pesos; sin embargo, su cartera vencida creció a un ritmo de 80 por ciento.

- El resultado neto del sector se vio afectado por la creación de más reservas crediticias, lo que provocó que fuera 35 por ciento inferior al de un año atrás, con lo que se colocó en 5 mil millones de pesos.

- Con 10.5, la SHF muestra el índice de morosidad más elevado del sector, cuyo promedio es de 1.3 por ciento; además, según la CNBV, fue la que más aumentó, junto con Nafin, sus estimaciones para riesgos crediticios.