Disminuye 5% ingreso real de las familias mexicanas: OCDE

Según el reporte ¿Cómo va la vida?, el país es un de los más desiguales en cuanto a la distribución del ingreso, además de mostrar debilidades en el sector educativo y laboral.
Sin dinero
La disminución de los ingresos de dio durante el periodo de 2007 a 2010 (Archivo)

Ciudad de México

El ingreso real de las familias mexicanas acumuló un descenso del cinco por ciento de 2007 a 2010, "una de las caídas más pronunciadas entre los países de la OCDE", indicó el reporte ¿Cómo va la vida? Medición del bienestar, realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

En el estudio México aparece como uno de los países más desiguales en cuanto a la distribución del ingreso, y mostró debilidades en temas como educación, pobreza, ingresos y riqueza, seguridad personal y trabajo y salarios.

La directora de gabinete y Sherpa de la OCDE, Gabriela Ramos, confirmó que México es el país de la OCDE con las jornadas laborales más largas y menos productivas. Al mismo tiempo, en uno de cada cinco hogares mexicanos con al menos uno de sus miembros empleados, se dieron condiciones de pobreza, y uno de cada 10 de los miembros de familias en las que todos los adultos trabajan estaba en situación de pobreza. Ambos porcentajes son los más altos de la OCDE, dice el documento.

El país obtuvo buenos resultados en solo 11 de los parámetros que miden la consideración de una buena vida que van del ingreso, empleo, salud, educación y contexto local, hasta la seguridad personal y la satisfacción general con la vida. Pero se ubicó por debajo en temas como: compromiso cívico; vivienda; calidad ambiental; salud; contactos sociales; equilibrio laboral-personal; trabajo y salarios, ingresos y riqueza, seguridad personal; educación y competencias.

Sin embargo, en el reporte México se ubicó, en 2013, por encima de los países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en temas como bienestar subjetivo, lo que significa que los mexicanos se sienten bien con su vida, incluso de países como Canadá y Estados Unidos.