• Regístrate
Estás leyendo: Dinero por sus lujos
Comparte esta noticia

Dinero por sus lujos

Los súper ricos se inclinan por préstamos que tienen como garantía sus Porsches, Rembrandts o mansiones.


Publicidad
Publicidad

Los llamados préstamos sobre activos de lujo está en aumento, sobre todo entre empresarios y personas ricas en propiedades pero a los que les falta dinero en efectivo. NHW Lending, un servicio de casa de empeño de gama alta, dice que el número de personas que solicitan préstamos y que los garantizan con sus automóviles clásicos subió 35% entre octubre y marzo, en comparación con los seis meses anteriores, y 27% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Desde su lanzamiento a principios de año, la compañía ya prestó 1.3 millones de dólares (mdd) que se garantizaron con automóviles clásicos, y un cliente obtuvo un préstamo de 195 mil dólares con la garantía de un Lincoln Zephyr de 1939, un Porsche 911 y un Samba Bus de VW de 1957. Otro cliente adquirió un préstamo de 156 mil dólares con la garantía de un Bentley S2 convertible de 1962.

Ashley Maddox, cofundador de AG Classic Automobiles, atribuye el crecimiento de la demanda de estos préstamos al aumento de valor de los coches clásicos. El índice Knight Frank Luxury de automóviles clásicos subió 467% durante una década hasta marzo de 2016.

Hay tres factores principales que impulsan las valoraciones de los coches clásicos, explica Maddox: “La rareza, la historia detrás de una marca particular de un coche y su ‘factor para sorprender’ en general”.

Los coches de carreras son particularmente atractivos y un Ferrari 275 Spider de 1967 idéntico al que condujo Steve McQueen en la película Sociedad para el crimen, tuvo una valoración de 27,500 mdd.

A principios de este año, Bonhams, la casa de subastas, vendió un Jaguar E-Type Lightweight Competition original de 1963 en 7,400 mdd, lo que lo convirtió en el E-Type más valioso que se haya vendido en una subasta.

“Estamos muy contentos de prestar con la garantía de los coches clásicos porque es más fácil validarlos como genuinos en comparación con otros activos valiosos, y porque su valor va en aumento”, dice Ben Shaw, fundador y director de HNW Lending. “Esto significa que cualquier riesgo potencial al que nos enfrentemos en términos de incumplimientos de pagos es menor que en otras áreas”.

TE RECOMENDAMOS: El precio del lujo... la marca sí importa

A las personas ricas les gustan los prestamistas con garantía de bienes de lujo porque prometen discreción, valoraciones de expertos y un servicio personalizado, y afirman que pueden ofrecer préstamos de gama alta en cuestión de horas. Tampoco suelen realizar revisiones de crédito y, por lo tanto, no dejan una presencia de crédito.

Tradicionalmente, los principales participantes en este mercado eran pequeños negocios que se centraban en un tipo de activo en particular, como arte o coches, pero más compañías entran al mercado y amplían sus modelos de negocio.

Los expertos dicen que los clientes utilizan el dinero para cerrar acuerdos de propiedades, hacer una rápida inversión o pagar impuestos. Los clientes con un flujo irregular de efectivo y que tienen acceso a la deuda bancaria son los que suelen tener la parte más amplia y flexible de su deuda en este tipo de préstamos.

Hugh Wade-Jones, director general de Enness Private Clients, un corredor hipotecario de gama alta, dice que los clientes piden formas más imaginativas para ayudarles a comprar propiedades con endeudamientos garantizados con activos actuales. “Todo, desde un Rembrandt hasta un Jeff Koons puede considerarse como una garantía para una hipoteca,” explica.

Dice que algunos prestamistas requieren la garantía física de la pieza o colección, pero Enness trabaja con un prestamista que le permite a las personas conservar la posesión de su activo durante el periodo del préstamo.

[OBJECT]Los préstamos normalmente son a corto plazo y el dueño puede recuperar los bienes en cualquier momento al liquidarlo totalmente más los intereses. Si el activo baja de valor, el prestamista normalmente asume el golpe, por lo que se vuelve crucial que en primer lugar la valuación de los activos se haga correctamente.

Una forma alternativa de invertir en este mercado es a través de Omnia que entró en el mercado de inversores del Reino Unido con el lanzamiento de un nuevo bono, el Omnia Corporate Bond. Omnia le paga a la gente un ingreso a cambio de aceptar el valor sobre el activo, el cual se incluye dentro del bono corporativo. “Ofrecimos durante algún tiempo financiamiento asegurado contra las inversiones de pasión, como obras de arte, pero ahora hicimos posible que los dueños tengan un flujo de efectivo residual con el valor de sus activos sin tener que venderlos”, dice Daniel Hansen, director ejecutivo y fundador de Omnia.

Sin embargo, a pesar de que los préstamos con garantía sobre los bienes de lujo se vuelven más populares, la mayoría de los expertos no recomienda este tipo de préstamos para clientes ordinarios.

Charles Boulton, director de mercado del Reino Unido de HSBC Private Banking, dice que “para clientes que tienen un patrimonio neto super alto y que solicitan préstamos con garantía sobre este tipo de activos para financiar compras de propiedades probablemente no sea la opción más rentable para ellos”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.