Empresarios prevén mayor dinamismo económico regional

El Reporte sobre las economías regionales, presentado por el Banco de México, reveló que directivos empresariales prevén un mayor dinamismo en los siguientes seis a 12 meses.
Para el 2014, Banxico espera un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 3.2-4.2%.
La desaceleración de la actividad económica se prolongó al inicio de 2014, según el reporte de Banxico. (Octavio Hoyos)

Ciudad de México

A finales del primer trimestre del año, algunos indicadores de la actividad económica regional comenzaron a presentar una ligera mejoría y directivos empresariales prevén mayor dinamismo en los siguientes seis a 12 meses, expuso el Banco de México (Banxico).

El director general de Investigación Económica de Banxico, Alberto Torres García, dijo que la desaceleración de la actividad económica que se observó en la mayoría de las regiones del país al cierre de 2013 se prolongó al inicio de 2014.

En consecuencia, las economías regionales se expandieron a una baja tasa de crecimiento en el primer trimestre del año, abundó en la presentación del "Reporte sobre las economías regionales" que abarcó el periodo enero-marzo de 2014.

No obstante, reiteró que las perspectivas de los directivos consultados por el Banxico sobre el crecimiento económico de las regiones durante los siguientes seis y 12 meses apuntan a un mayor dinamismo de la actividad económica.

Dicha expectativa, sostuvo en conferencia de prensa, se sustenta principalmente en la recuperación de la economía de Estados Unidos, así como en un mayor dinamismo de la inversión pública en infraestructura.

Torres García mencionó que los directivos entrevistados en las cuatro regiones del país manifestaron en general que expandirán el personal contratado y el acervo de capital físico en sus empresas durante los siguientes seis y 12 meses.

Señaló que aun cuando los directivos consultados anticipan una recuperación de la actividad económica en sus respectivas regiones, hicieron referencia también a los principales riesgos que perciben para ese periodo.

De esta manera, los riesgos al alza son un ritmo de recuperación de la actividad económica de Estados Unidos más vigoroso que el anticipado, un mayor dinamismo del gasto público en infraestructura y un cambio en expectativas que resulte en un mayor impulso a la inversión privada.

En tanto, los riesgos a la baja son la recuperación del consumo más lenta que la esperada y la posibilidad de un deterioro en la percepción sobre seguridad pública, añadió.

Comentó que los directivos consultados destacaron la importancia de que la implementación de las reformas estructurales sea tal que propicie ganancias en productividad que permitan incrementar la competitividad de las economías regionales.

El funcionario del Banxico recordó que en el primer trimestre de 2014 la inflación general anual disminuyó en todas las regiones ubicándose claramente por debajo de 4.0 por ciento, después del nivel elevado que registró en la primera quincena de enero pasado.

Precisó que el impacto sobre los precios de las modificaciones fiscales del inicio del año estuvo focalizado en el grupo de bienes directamente afectados por éstas y no se presentaron efectos de segundo orden en el proceso de formación de precios en la economía.

Indicó que la inflación subyacente anual se situó en un nivel cercano a 3.0 por ciento en las cuatro regiones en los primeros tres meses del año en curso, a pesar del repunte observado en la primera quincena de enero.

Sobre las expectativas de inflación para los siguientes seis y 12 meses, dio a conocer que los directivos empresariales consultados revelaron que no esperan presiones inflacionarias en los costos salariales debido a la holgura que anticipan prevalezca en los mercados laborales regionales.

Con relación a los precios de los insumos, añadió que esperan tasas de variación anual menores que en el año previo, y anticipan menores tasas de crecimiento anual de sus precios de venta.