¿Quieres un amor para siempre?... hablen de dinero

En MILENIO deseamos que los problemas de dinero no sean razón para terminar con el corazón roto, así que te compartimos 5 tips financieros para que tu historia sea sólo de amor.
No hablar de dinero, abiertamente dentro de la pareja, puede traer consecuencias muy negativas.
No hablar de dinero, abiertamente dentro de la pareja, puede traer consecuencias muy negativas. (Especial (Notimex, Flickr))

Ciudad de México

Dicen las abuelas que cuando el “dinero sale por la puerta, el amor salta por la ventana” y aunque muchos románicos podrían contradecir esta sabia frase, los hechos demuestran lo contrario.  El dinero ha desencadenado guerras en el mundo, así que no es de sorprenderse que también provoque serias discusiones (y algunas veces, hasta divorcios) entre las parejas.

Para cada persona el dinero puede significar cosas diferentes, por lo que cuando dos personas deciden compartir su espacio también es fundamental  que compartan valores y creencias sobre el dinero. Por lo general es un tema “espinoso”, de esos que incomodan o de los que no se habla abiertamente dentro de la pareja, lo que puede traer consecuencias muy negativas.

En MILENIO deseamos que el dinero no sea razón para terminar con el corazón roto, así que te compartimos 5 tips financieros, de la plataforma de ahorro digital Piggo, para que tu historia sea sólo de amor.

Hablar de dinero. Si no tienen la suficiente confianza para hablar de dinero sin ‘agarrarse del chongo’, lo más seguro es que tarde o temprano eso acabé mal. Construyan poco a poco un espacio de ‘intimidad’ financiera, donde puedan arreglar este asuntito. Uno debe tomar la iniciativa y no rendirse.

Cuánto gana cada quién: Este es el momento de poner todas las carteras sobre la mesa. Y no hablamos sólo de decir cuánto ganamos realmente, también hay que aclarar cuánto debemos. Esto es clave porque desde este momento y en adelante las deudas se pueden volver compartidas. Por ejemplo: Si acabas de comprar un auto y ahora pasará a ser el coche familiar pueden establecer un acuerdo para pagarlo más rápido y todos salgan ganando.

Secretos que matan. La confianza es la base de todo y ello implica decir claramente cuál es nuestra posición económica, nuestros ingresos, nuestras deudas y nuestros objetivos. Sé libre y muéstrate tal cual eres en cuanto a tus finanzas personales. No hay nada más nocivo para una relación que alguien que no sabe jugar en equipo. Toma la delantera y confronta esta situación de manera directa antes de que se salga de control. Si las cosas no cambian ya sabes qué hacer.

¿Cuentas compartidas?. Cómo manejarán el dinero: ¿En una cuenta?, ¿En dos?, ¿En tres?, ¿Ahorrarán?, ¿Invertirán? Este es el punto un poco difícil de acordar porque siempre en una relación alguien tiene que ser el administrador y el que lleve las cuentas. Lo ideal es que ambos lo hagan. Sin embargo aceptémoslo, eso de los números y el orden siempre se le da más a uno que a otro. Platíquenlo y decidan.

Los gastos de la casa son cosa seria, así que cada uno aporta su respectiva parte para que no falte el agua, la luz, el gas o simplemente la renta o la hipoteca, y la mejor manera de mantener el control es teniendo una cuenta con ese fin. Además, estas parejas tienen sus cuentas separadas, porque antes que ser pareja, son personas. Es muy importante que cada uno mantenga su independencia financiera para que a la larga tengan responsabilidad sobre sus decisiones y sobre todo se tengan confianza.

Fondo de emergencias y diversión. Las parejas felices también saben qué hacer para las emergencias, porque de la misma forma en que hablan de dinero hacen supuestos. Los imprevistos no avisan y una pareja “100 por ciento amorosa” sabe adelantarse a ellos, con un presupuesto para que lo que se pueda presentar sólo sea un mal momento y no el fin de la felicidad.

Las parejas felices se divierten. Pasársela bien es tan importante como tener unas finanzas sanas. Por eso, para que “siga la fiesta” reservan cada semana cierta cantidad para hacer cosas juntos que disfrutan y que les permite acercarse más.