Deuda pública creció 60% en 4 años

La velocidad del crecimiento de la deuda sumada a la desaceleración económica incrementan las posibilidades de que la proporción de la deuda pública en relación con el PIB se eleve.
Alarma deuda de México, casi 40% del PIB: Moody’s 2
Deuda pública de México. (Milenio)

Ciudad de México

La mayor preocupación respecto a las finanzas del país sigue siendo el alto endeudamiento público; pese a la fuerte depreciación del tipo de cambio y el alza de las tasas de interés, lo que sigue en el foco de atención de analistas y calificadoras es la velocidad del crecimiento de la deuda, y si a eso se suma la desaceleración económica, es probable que la proporción en relación con el producto interno bruto (PIB) se eleve.

TE RECOMENDAMOS: Deuda pública afectará calificación de México: IMEF

Datos de la Secretaría de Hacienda destacan que a septiembre de 2016 el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público ascendió a 9.2 billones de pesos, mientras que al cierre de septiembre de 2012 sumó 5.6 billones de pesos, lo que significa que en solo cuatro años la deuda pública en su versión más amplia se ha elevado 60 por ciento.

En contraste, mientras que en el tercer trimestre de 2012 el PIB alcanzó una tasa anual de 3.2 por ciento, en el mismo lapso de 2016 fue de solo 2 por ciento, lo que además implicó una desaceleración de la economía, dado que en el segundo cuarto de este año el aumento fue de 2.5 por ciento, según cifras preliminares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al cierre del tercer trimestre de 2012, el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público representó 35.8 por ciento del PIB, pero en el mismo lapso de 2016 esta proporción alcanzó 48 por ciento y analistas del mercado estiman que superará 50.5 por ciento.

Costo de financiamiento En los primeros nueve meses de 2016, el costo financiero del sector público ascendió a 305 mil 148.4 millones de pesos, lo que implicó un aumento de 18 por ciento en comparación con los 258 mil 944.9 millones del mismo lapso de 2015. En ese mismo periodo el peso perdió 14 por ciento de su valor frente al dólar y la tasa de interés de referencia en México pasó de 3 a 4.75 por ciento.

Hacienda ha señalado que la deuda pública es poco sensible a los cambios en las tasas de interés y el tipo de cambio, dado que la mayor parte de ella está contratada en moneda nacional y a tasa fija; no obstante, analistas consideran que el riesgo radica en el vencimiento y refinanciamiento.

“Si el Banco de México sigue subiendo su tasa, lo que pasará es que cuando se dé un refinanciamiento o que se venzan todos los bonos que están en manos de locales y extranjeros, ya no estarán a la tasa a la que se emitieron, sino que será a una mayor, lo que incrementará los requerimientos financieros del gobierno”, acotó Banco Base.

Al cierre de septiembre pasado, 61.3 por ciento de la deuda total del sector público federal correspondió a débito interno y 38.7 por ciento a externo. El primero representó 29.2 por ciento del PIB y el segundo 18.4 por ciento, pero al cierre del noveno mes de 2012; es decir, hace cuatro años, la proporción fue de 22.2 y 10 por ciento, respectivamente, de acuerdo con datos de Hacienda.

MCM