La deuda crecerá más, prevé Pemex

De 2012 a la fecha las obligaciones crediticias se incrementaron casi 585 mil mdp, 64.3%; el año pasado el indicador aumentó 30.7%.
La baja en los precios del petróleo ha provocado la reducción de partidas federales.
(Javier Ríos)

México

Petróleos Mexicanos reconoce el alto nivel de su deuda, a la cual ha tenido que recurrir principalmente para concretar los proyectos ya anunciados, y advierte que puede crecer más a corto o mediano plazos.

De acuerdo con las últimas cifras de la petrolera, su deuda financiera se ubica en 1.49 billones de pesos al cierre de diciembre de 2015, que comparada con 2014 creció 30.7 por ciento, lo que significa que solo en un año tuvo un endeudamiento de 350 mil 129 millones de pesos.

De 2012, cuando empezó la gestión de esta administración, a la fecha, dicha deuda ha aumentado 584 mil 963 millones de pesos, 64.3 por ciento.

La deuda financiera de largo plazo es de 1.30 billones de pesos al año pasado, mientras que en 2012 se ubicaba en 672 mil 618 millones de pesos, para un crecimiento de 93.4 por ciento.

En tanto que la de corto plazo alcanzó 442 mil 340 mdp, un aumento de 287 por ciento en el periodo que se compara, pues en 2012 ésta apenas era de 114 mil 241 mdp.

“Debido a nuestra pesada carga tributaria, nuestro flujo de efectivo de las operaciones en los últimos años no ha sido suficiente para financiar los gastos de capital y otros; en consecuencia, la deuda se ha incrementado significativamente”, explicó Pemex en un informe a la Comisión de Valores de EU (SEC, por su sigla en inglés).

Lo anterior se suma a la fuerte caída de los precios del petróleo, que comenzó a finales de 2014, la cual ha perjudicado su capacidad para generar un flujo de caja positivo; es así que con el fin de desarrollar sus reservas de hidrocarburos y amortizar los vencimientos de deuda programados, se tendrán que plantear importantes cantidades de financiación.

En la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2016, se autorizó a Pemex y sus empresas productivas subsidiarias un monto de endeudamiento neto interno hasta de 110 mil 500 mdp, y un monto de endeudamiento neto externo hasta de 8 mil 500 millones de dólares.

“Nuestro nivel de deuda puede aumentar aún más a corto o mediano plazos y puede tener un efecto adverso en nuestra condición financiera, resultados de operaciones y posición de liquidez”, dijo Pemex a la SEC.

En este 2016 la empresa colocó en el mercado internacional un bono de 5 mil millones de dólares, en tres tramos: 750 millones con vencimiento en febrero de 2019 y un rendimiento de 5.50 por ciento; mil 250 millones con vencimiento en febrero de 2021 y un rendimiento de 6.375 por ciento, y 3 mil millones de dólares con vencimiento en agosto de 2026 y un rendimiento de 6.90 por ciento.

Con base en lo aprobado en la Ley de Ingresos, en el programa de financiamiento de Pemex para 2015 considera 21.1 mil millones de dólares, de los cuales 5.4 mil millones se ocuparán para pagar deuda, por lo que el endeudamiento neto para el año quedará en 15.7 mil millones de dólares.

El Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac) señala que por años la empresa petrolera ha solventado su ineficiente gestión mediante la contratación de deuda.

“Pemex ha subsistido en condiciones productivas, fiscales y laborales excepcionales (y poco favorables), gracias a su simbiosis con el gobierno y a su capacidad de contratar deuda para solventar sus necesidades de inversión”, refiere el Cidac.

En días pasados, en Houston, el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, quien lleva escasos 22 días al frente de la empresa, reconoció que la deuda en general está en niveles no sustentables.

Del pasivo total de la empresa productiva del Estado, que es de 3.10 billones de pesos, la deuda financiera representa 46 por ciento.

Para la agencia calificadora de riesgo crediticio Moody’s, la deuda financiera de Pemex no ha sido productiva. “La compañía ha incrementado su deuda durante años para financiar grandes desembolsos para pago de impuestos, derechos e inversiones de capital, sin lograr incrementos sostenidos en la producción ni eficiencias operativas”.

Oportunidad para la IP

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) aseguró que el recorte aprobado  a Pemex evitará que la empresa invierta en pozos inviables.

De acuerdo con Joaquín Gándara, presidente nacional del IMEF. no tiene ningún sentido producir barriles de petróleo en 40 dólares que se venden en 27.

Sin embargo, Gándara admitió que es innegable que Pemex resentirá los efectos de este recorte en el corto plazo, pero el control de la política fiscal y aumentar la competitividad de la empresa tienen prioridad.

Agregó que se espera que la reforma energética proporcionará a Pemex la oportunidad de expandir su producción en asociación con otras empresas.

Que pague a proveedores

Enoch Castellanos, tesorero de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), aseveró que la estrategia de Pemex para afrontar el pago de su deuda a proveedores es un paliativo que provocará la mortandan de empresas.

Asimismo, dijo que “causa extrañeza” entre el gremio empresarial que  a Pemex “primero le recorten y luego le den (recursos)... Cualquier mexicano se da cuenta. Por un lado le recortan 100 mil millones y por otro lado le dan 50 mil”, subrayó.

Agregó que actualmente alrededor de 500 empresas del organismo están en una situación difícil por falta de pago de la empresa productiva del estado.

Hoy, el director de Pemex, José Antonio González Anaya, sostendrá una reunión con la junta de cordinación política de la Cámara de Diputados, previo a su comparecencia.

Con información de César Barboza, Luis Moreno y Elia Castillo.





[Dé clic sobre la imagen para ampliar]