Ante el desplome de utilidades, Julius Baer mira hacia México

El director ejecutivo anunció planes para adquirir NSC Asesores, que gestiona activos por 3 mil mdd.
El logotipo de la institución suiza.
El logotipo de la institución suiza. (Denis Balibouse/Reuters)

Zúrich

Julius Baer, el banco privado suizo, amplía su incursión en América Latina después de restarle importancia a los efectos de la fuerte apreciación del franco suizo sobre los activos que administra y una disposición para llegar a un acuerdo con las autoridades estadunidenses sobre una investigación por evasión fiscal.

Boris Collardi, director ejecutivo, anunció el lunes sus planes para adquirir NSC Asesores, una firma mexicana de asesoría financiera, por una cifra no revelada. La adquisición llega después de que Julius Baer entró a Brasil en 2012.

El banco suizo tiene planes de adquirir una participación de 40 por ciento de NSC, que gestiona activos con un valor de casi 3 mil millones de dólares y se especializa en personas ricas, pero tiene la intención de tener la participación mayoritaria en un plazo de dos o tres años.

Collardi señaló que empezó la búsqueda de más acuerdos después de que planeó que el grupo adquiriera las operaciones internacionales de gestión de activos de Merrill Lynch en 2012. El acuerdo de 840 millones de dólares fue uno de los más grandes en la banca privada desde la crisis financiera. El lunes, Collardi dijo que Julius Baer “realizará adquisiciones a diferentes niveles en distintos mercados”.

Las noticias del acuerdo del grupo mexicano llegaron al mismo tiempo en que Julius Baer anunció una caída de 78 por ciento en las utilidades netas del primer semestre, para llegar a 40 millones de francos suizos, mientras que los efectos de la disposición de 350 millones de dólares para el acuerdo con el Departamento de Justicia de EU serán más que compensados por las mejoras en el rendimiento operativo subyacente. La provisión de 350 millones de dólares se anunció en junio mientras el banco suizo se aproximaba a un acuerdo en una investigación sobre si ayudó a sus clientes a evadir impuestos.

Collardi dijo que quiere cerrar “el lamentable asunto heredado lo más pronto posible”, y espera que el acuerdo se pueda alcanzar dentro de “unos meses”.

El tercer mayor banco que cotiza en la bolsa de suiza dijo que los activos bajo su gestión cayeron 2 por ciento desde finales de 2014, para llegar a 284 mil millones de franco suizos. Al igual que muchas empresas suizas, Julius Baer tiene que lidiar con la apreciación del franco suizo, que aumentó su valor desde que el banco central del país tuvo que abandonar su límite en el valor de la moneda frente al euro, el 15 de enero. Julius Baer dijo que el daño de la moneda sobre los activos bajo su gestión fue de más de 20 mil millones de francos suizos. Que haya una compensación de más es el resultado del aumento en nuevos flujos de dinero, del desempeño del mercado y de las transferencias de activos por las adquisiciones.

Los efectos de un franco más fuerte redujeron los depósitos de los clientes, dijo Julius Baer. Pero las oscilaciones de la moneda que siguieron a la sorpresiva decisión del Banco Central de Suiza ayudaron a impulsar los ingresos de operación. “Cuando hay volatilidad es algo bueno para nuestros negocios subyacentes, ya que tenemos que asesorar a nuestros clientes. Eso lleva a un crecimiento de los ingresos en el primer semestre”, dijo Collardi.

El banco suizo dijo que los resultados netos subyacentes aumentaron 91 por ciento en el primer semestre, para llegar a 339 millones de francos suizos, “con el apoyo de una elevada volatilidad y volúmenes de cambios de divisas”.

2%

Caída en los activos que sufrió el banco suizo Julius Baer durante 2014