El desplome de los petroprecios arrastra a recicladoras de plástico

“Es realmente una crisis financiera”, dice uno de los procesadores de residuos más grande de Estados Unidos.
Las botellas de bebidas generan ganancias a la industria.
Las botellas de bebidas generan ganancias a la industria. (Juan Carlos Bautista)

Londres

La caída en los precios del petróleo conduce al borde del desastre a las recicladoras de plástico, advierte el director de una de las empresas de desperdicio más grandes del mundo.

“Es realmente una crisis financiera”, dijo David Steiner, presidente ejecutivo de Waste Management, en Houston, uno de los recolectores y procesadores de residuos más grandes de Norteamérica por volumen.

Dijo a Financial Times que al desplome del precio del petróleo le siguió una caída en la demanda en China para productos reciclados que ya preocupaban a la industria. “En los últimos seis meses tuvimos este doble golpe: la demanda china no se recupera y los precios del petróleo van en descenso”.

Waste Management, que tiene una capitalización de mercado de 23 mil millones de dólares, ahora empieza a cerrar plantas en lugar de invertir entre 100 millones y 400 millones de dólares que generalmente gasta en activos de reciclaje cada año. El plástico es un derivado del petróleo, y como el valor del crudo cayó de estar a más de 100 dólares el barril en junio a menos de 50 dólares este año, se registró una marcada caída en el precio del plástico nuevo o virgen.

Esto llevó a muchos fabricantes de contenedores a favorecer el plástico virgen sobre la alternativa reciclada —es más fácil determinar la composición química exacta del plástico virgen—, pero también compran la alternativa de reciclaje para clientes que buscan cumplir con los objetivos ambientales.

Con la caída de los precios del plástico virgen, los recicladores encuentran más difícil competir. Algunas compañías ya fracasaron en Europa. Roger Baynham, presidente del grupo de reciclaje de British Plastic Federation, dijo: “No hay duda de que la volatilidad que vemos no ayuda al reciclaje”.

El panorama es sombrío si los precios del petróleo permanecen bajos. “Si no pasa nada, a continuación veremos una situación en la que los recicladores seguirán con una enorme presión sobre sus negocios”.

Las perspectivas en Estados Unidos son igual de preocupantes, dijo Steiner. “Con el petróleo a 50 dólares, cualquiera que se dedica solo al reciclaje de plásticos irá a la quiebra. Si el modelo de negocio es ‘te voy a dar un producto más malo a un precio más alto’, no vas a estar en operación por mucho tiempo”.

Steiner dijo que algunas pequeñas empresas recicladoras en la costa este de EU ya muestran señales de presión, pero el hecho de que Waste Management cierre plantas en lugar de abrirlas es una señal de que hay problemas mucho más grandes en la industria.

“Cuando las grandes compañías como nosotros dejan de invertir, eso es horrible”, concluyó.