Se desploman las bolsas de Japón y China

La Bolsa de Valores de Tokio cerró sus operaciones con una caída de 4.61 por ciento, en tanto que el retroceso de la de Pekín prácticamente eliminó sus ganancias del año.
En China los principales indicadores cerraron este lunes a la baja, con el Shanghai Composite Index en caída de 297.84 puntos, 8.49 por ciento, para cerrar en tres mil 209.91 unidades.
En China los principales indicadores cerraron este lunes a la baja, con el Shanghai Composite Index en caída de 297.84 puntos, 8.49 por ciento, para cerrar en tres mil 209.91 unidades. (Notimex)

Tokio

La Bolsa de Valores de Tokio cerró sus operaciones con pérdida de 895.15 puntos (4.61 por ciento), al ubicarse su principal indicador, el Nikkei de 225 acciones, en 18 mil 540.68 unidades.

En China el retroceso fue más severo pues prácticamente eliminó las ganancias que se habían registrado en los casi ocho meses que suma este 2015.

La sesión bajista de este lunes siguió al comportamiento negativo de los mercados bursátiles mundiales el pasado viernes.

Además, a los temores que despierta la caída de la economía de China, más la incertidumbre sobre la fecha en que el Banco de la Reserva Federal estadunidense elevará las tasas de interés, explicó Akira Tanoue, analista en Nomura Securities Co.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 92.14 puntos y se ubicó en mil 480.87 unidades, mientras la Segunda Sección retrocedió 304.57 puntos y se colocó en cuatro mil 514.22 unidades, informó este lunes la agencia japonesa de noticias Kyodo.

En China los principales indicadores cerraron este lunes a la baja, con el Shanghai Composite Index en caída de 297.84 puntos, 8.49 por ciento, para cerrar en tres mil 209.91 unidades.

Por su parte el Shenzhen Component Index perdió 931.76 puntos, siete punto 83 por ciento, para ubicarse en 10 mil 970.29 enteros, informó la agencia Xinhua.

La caída de los mercados chinos ha eliminado casi por completo las ganancias totales de este año, que habían recibido un impulso de las medidas de apoyo del gobierno, como la inyección de fondos y la restricción de liquidaciones.

La víspera el gobierno chino permitió que los fondos de pensiones estatales puedan invertir en la Bolsa, pero el dinero está saliendo del país y los operadores exigen medidas más agresivas, dijeron analistas del mercado.