Modifican regulaciones a despachos de Cobranza

Entre las nuevas disposiciones se encuentran la actualización de datos cada tres meses, contar información de los encargados de cobranza, así como no amenazar, ofender o intimidar al deudor.

Monterrey

Con la finalidad de establecer mejores obligaciones a las entidades financieras, específicamente despachos de cobranza que gestionen su cartera, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros publicó una serie de nuevas disposiciones.

De acuerdo a una publicación en el Diario Oficial de la Federación, desde hoy las entidades financieras tendrán obligaciones como contar con la información de las personas físicas encargadas de realizar la cobranza, esto incluye su nombre, el Registro Federal de Contribuyentes, el domicilio y teléfono utilizados para realizar sus gestiones, y su correo electrónico.

En el caso de personas morales encargadas de realizar la cobranza, será obligatorio contar con la información de su denominación o razón social, su Registro Federal de Contribuyentes, domicilio y teléfonos utilizados para realizar sus gestiones, su correo electrónico, y en su caso, los principales representantes legales y el nombre de las personas físicas encargadas de llevar a cabo las actividades de cobranza.

Además, la publicación resaltó que es importante actualizar cada tres meses los datos y tenerlos a disposición de sus clientes a través de medios electrónicos y en sus sucursales o establecimientos, para que puedan identificar y localizar a los despachos de cobranza.

También: "Recibir, registrar, tramitar y responder las quejas que les sean presentadas directamente o las que le remita la Comisión Nacional relacionadas con la gestión de sus Despachos de Cobranza en un plazo que no exceda de 30 días hábiles a partir de su recepción".

La Comisión también informó que es de igual importancia que se supervise que las actividades de cobranza realizadas se apeguen a los contratos de prestación de servicios, y rendir a la misma comisión de manera trimestral un informe que contenga el número de quejas recibidas directamente o remitidas; motivos de las quejas, respuesta que se le dio a éstas y las penalizaciones impuestas.

Asimismo, se mencionó que es importante tomar las medidas necesarias para que los datos de identificación de sus deudores estén actualizados y correctos, y tener a disposición de la Comisión Nacional en tanto se concluyen las acciones de cobranza, las quejas presentadas y sus respectivas respuestas; mantener a disposición de la Comisión los contratos de prestación de servicios, y recibir y suscribir acuerdos de pago, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos a los que se lleguen.

Las entidades financieras al contratar despachos de cobranza para que realicen gestiones de cobro, negociación o reestructuración de sus créditos, préstamos o financiamiento, serán responsables de que estos se sujeten a condiciones como el establecimiento de mecanismos que permitan la plena identificación del deudor, obligado solidario o aval, antes de establecer el primer contacto.

También indicar al deudor en el primer contacto que se establezca entre las dos partes, según sea el caso, los datos principales del despacho.

Finalmente, el documento menciona que dichas instituciones deben abstenerse de llevar a cabo actos como: "Utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas; utilizar números de teléfono que aparezcan en el identificador de llamadas como "confidencial", "oculto", "privado" o con cualquier otra expresión o denominación semejante; amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda", entre otras.